Flores de Bach para animales: perros y gatos


A menudo sentimos que nuestros animalitos se deprimen, que están infelices, solitarios, celosos por la llegada de un bebé ya sea humano o de su misma especie, notamos que hay una perdida de armonía y equilibrio, muchas veces esperamos que pase el tiempo para que todas estas reacciones terminen, pero cuando lo hacen se transforman en enfermedad. Sin embargo, podemos ayudarlos antes que esto suceda, equilibrando las emociones que les provocan sufrimientos a nuestros hermanos menores.

Flores de Bach para animales: perros y gatos Terapia con Flores de Bach

Los animales son seres vivientes, sensibles, merecedores de respeto y cariño; el hombre debe mitigar su sufrimiento, cuidarlos y protegerlos. Su vida, más breve que la nuestra, es más intensa y plena.
Poseen facultades intelectuales y emocionales, estando sujetos al mismo aspecto emocional que los hombres: odio, amor, cólera, tristeza, miedo.

Casi siempre, el origen de esta alteración de conducta es el propio dueño. En general son perros dejados solos en el día por sus amos, en otros casos, alguna muerte en casa, o alguna separación, o disputas familiares repetidas. Nuestras mascotas son receptoras de todo esto… ¿por que? Los perros sobre todo, por sus antepasados de los lobos y los chacales, tienen una conducta social extraordinaria, y ahora domesticados, su manada somos nosotros, la familia. Cualquier problema familiar repercute en ellos, y las antes mencionadas suelen ser las alteraciones de conducta manifestadas por ellos.

Los animales, pueden estar agresivos, celosos, tristes, inquietos, indiferentes, apáticos, orgullosos, independientes, solitarios, posesivos, excesivamente dependientes, dominantes o amedrentados.

Pero, a diferencia de los seres humanos, que amplifican mentalmente sus emociones y las relacionan con su propia historia, los animales las viven en el momento, breve y plenamente.

Las terapias con esencias florales, son hoy en día, una salida muy interesante a los desequilibrios de nuestra mascota.
En los casos agudos, las terapias florales son muy breves; no duran más de diez días.

En algunos casos, el dueño y el perro necesitan las mismas esencias florales. Animales tratados en un estado sintomático agudo, recuperaron la salud con sorprendente rapidez.
En el caso de animales que en estados crónicos encuentran cierto alivio con las esencias florales, y los síntomas reaparecen apenas se suprime la administración de las mismas, la administración a de ser de más larga duración.

La reacción de un animal a las esencias florales, generalmente es espectacular y muy rápida en las situaciones crónicas o agudas.

Con los animales, las esencias florales se pueden utilizar también en situaciones de shock, cuando hay lesiones, cirugías, accidentes, extracciones de dientes, trabajo de parto.

La rearmonización energética los vuelve menos sensibles, disminuye su stress y suelen reaccionar más equilibradamente.

Las esencias florales se vierten en el agua o leche destinada al animal.

Si hay varios animales en la casa, y todos toman del mismo recipiente, no existe el menor problema. En algunos casos, incluso, es conveniente.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Terapia con Flores de Bach.




Deja un comentario