Fracturas de esternón


Son poco frecuentes, suelen producirse por impacto directo, con mayor frecuencia contra el volante, o por el cinturón de seguridad en los accidentes de tráfico. Se demuestran con facilidad realizando una radiografía de perfil de tórax. No suelen revestir una gravedad especial si no existen otras lesiones asociadas, la más frecuente de las cuales es una contusión miocárdica. Su tratamiento suele ser meramente médico con analgesia y fisioterapia respiratoria y sólo estaría indicada su fijación quirúrgica en el caso de que exista un gran desplazamiento.

La fractura del esternón es una rotura del esternón que ocurre sin una lesión relacionada de la piel (cerrada). Los tercios superior y medio del esternón son las porciones que se fracturan con mayor frecuencia.

Casi todas las fracturas de esternón se producen por traumatismo no penetrante del pecho. Rara vez, la fractura de esternón puede ocurrir por compresión vertical de la caja torácica. Casi todas las fracturas de esternón son solamente un cuarteamiento, pero en ocasiones el traumatismo violento empuja (desplaza) el esternón hacia el tórax.

Fracturas de esternón Traumatología

Las fracturas de esternón también pueden producirse por estrés repetido (fractura por estrés), u ocurrir de manera espontánea por debilidad del hueso (fractura por insuficiencia). Las fracturas del esternón por estrés y por insuficiencia son raras. Los individuos con osteoporosis, osteopenia, o giba (cifosis) acentuada, y los que reciben terapia a largo plazo con esteroide, tienen aumento del riesgo de fracturas por insuficiencia.

Riesgo

casi todas las fracturas de esternón se producen por accidentes en vehículo motorizado (lesiones por desaceleración). El uso de cinturones de seguridad ha llevado a un aumento del número de fracturas del esternón, pero la gravedad de las lesiones ha disminuido. El resto de las facturas del esternón se producen por caídas, agresiones, o por practicar deportes con impacto directo.

Las fracturas del esternón son más frecuentes en mujeres que en varones, probablemente debido a la posición del cinturón de seguridad al manejar. La fractura de esternón es más frecuente después de los 50 años de edad.

Los individuos que tienen riesgo de caer desde una altura (p. ej., trabajadores de la construcción, trabajadores de almacén), y los que participan en deportes con contacto directo (p. ej., hockey, fútbol americano) tienen aumento del riesgo de sufrir una fractura de esternón. Los golfistas, los levantadores de pesas, y los atletas que participan en deportes no de contacto también tienen aumento del riesgo de presentar facturas por estrés.

En sujetos que reciben reanimación cardiopulmonar (CPR por sus siglas en inglés), 20% tiene fracturas de esternón

Interrogatorio al paciente

Casi siempre hay un antecedente de traumatismo, como un accidente en vehículo motorizado, una caída, o una lesión ocurrida al practicar un deporte de contacto. El individuo quizá se queje de dolor intenso en el tórax, que se localiza en el esternón. Los sujetos con una fractura por insuficiencia tal vez se quejen de dolor en todo el pecho. Algunas personas pueden quejarse de dificultad para respirar (disnea).

Examen físico

La mayoría de quienes tienen una fractura de esternón se presenta con dolor e hipersensibilidad del esternón a la palpación. Esta última puede revelar desplazamiento del esternón, o una sensación de rechinido (crepitación). Alrededor de 50% de quienes tienen una fractura esternal se presenta con dificultad para respirar (disnea). Es posible que haya moretón o hinchazón (edema) sobre el esternón.

Los individuos con una fractura por insuficiencia por lo general muestran una giba (cifosis) exagerada. Un examen exhaustivo comprende escuchar el corazón y los pulmones con un estetoscopio, y observación y palpación por si hubiera otras lesiones en el tórax.

Pruebas

Se obtendrán radiografías de tórax (proyecciones anteroposterior, lateral y esternal). Puede efectuarse tomografía computarizada o ultrasonografía. En individuos que sufrieron una lesión no penetrante importante tal vez se realicen electrocardiograma (ECG), vigilancia cardiaca, oximetría de pulso, y pruebas en la sangre para cuantificar las enzimas cardiacas.

Tratamiento

Una fractura esternal menor se trata con analgésicos (antiinflamatorios no esteroides y opiáceos) y actividades restringidas durante varias semanas. Pueden usarse bloqueos de nervio intercostal para control del dolor. El tratamiento de desplazamiento del esternón puede requerir hacer una cortadura (incisión) pequeña en el tórax, de modo que pueda usarse un gancho para tirar del esternón hacia la posición apropiada. Las fracturas del esternón por compresión se tratan de la misma manera que una fractura esternal menor.

Pronóstico

Casi todas las fracturas de esternón sanarán por sí solas, pero el apego a las pautas de tratamiento puede prevenir retrasos del proceso de recuperación. Aunque las fracturas del esternón tardan varias semanas en sanar, puede esperarse una recuperación completa. El pronóstico es excelente para fracturas de esternón en ausencia de otras lesiones importantes.

Terapia

Antes de que pueda empezarse la rehabilitación para un esternón fracturado, es necesario evaluar al individuo respecto a posible afección de la parte torácica de la columna vertebral, y otras estructuras vitales en el tórax y alrededor del mismo (Collins). Se debe asegurar la estabilidad del esternón y de la parte torácica de la columna vertebral, incluso la integridad de la médula espinal. En ausencia de afección torácica, está indicada terapia física en los individuos que tienen sistema respiratorio alterado, edad avanzada, o limitaciones funcionales relacionadas con músculos posturales.

El objetivo de la rehabilitación es disminuir el dolor, prevenir complicaciones respiratorias, y restituir la función. La aplicación local de calor o frío puede proporcionar alivio temporal de las molestias (Salter), junto con tratamiento farmacológico.

El terapeuta dará instrucción a los pacientes en ejercicios de respiración profunda para promover la expansión completa del pulmón, aliviar espasmo muscular, y movilizar las secreciones pulmonares. Los ejercicios de estiramiento suaves del hombro y el tronco pueden aliviar molestias, fomentar la expansión del tórax y la movilidad funcional del hombro, y mejorar la postura cuando la fractura es estable.

El cuadro anterior representa un rango del número aceptable habitual de visitas para casos no complicados. Proporciona un marco basado en la duración del tiempo de cicatrización del tejido y la práctica clínica estándar.
Regreso al trabajo (restricciones/adaptaciones)

Califica este Artículo
3.67 / 5 (3 votos)

Categoría: Traumatología.




2 Responses to “Fracturas de esternón”

  1. Juan Jose Marrone Dice:

    Hola, soy el padre de un varon de 31 años que sufrio quebradura de esternon en un accidente , hoy pasados ya 40 dias la fractura levemente desplazada la parte inferior hacia la izquierda y con una luz interesante entre las partes oseas quebradas solo hizo callosidad en la punta superior, cuales son los pasos a seguir segun su optica, espero respuesta ,gracias


  2. henry alain Dice:

    me llamo henry soy de bolivia tengo 25 años. busque informacion por todas partes, y encontre esta adecuada.. muy completa a compracion de las otras, estoy muy agaradecido,
    yo sufri una lesion en el esternon por compresion al jugar futbol meti un go y se me lanzaron mis compañeros, (me aplastaron) todo el pero cayo en el pecho y desde ahi recibi atencionedica y radiografia solo me dijeron que adopte una posicion semifouley, (semi sentado) donde calmo y paso 3 eses me continua doliento y l pero esta metido que es lo peor e siento incomodo, ya que tengo unos pectorales amplios, y parecen senos.. no se que hacer ayuda porfavor


Deja un comentario