Ginecomastia: Hombres con pecho de mujer


Si bien todos los hombres tienen tejido mamario, éste no debería desarrollarse. Sin embargo, algunos poseen más de la cuenta, lo que se denomina ginecomastia.

Los hombres con esta patología tienen mamas semejantes a las de la mujer o una masa blanda no adherida a los tejidos que va por detrás y alrededor de la areola y que está acompañada de tejido graso.

Cuando se trata principalmente de grasa, es de consistencia blanda; si el aumento es debido a tejido glandular, es firme.

Este aumento anormal suele presentarse en ambas mamas (sólo en un 20% se da en una) y, frecuentemente, se agranda una más que la otra.

Aunque la mayoría de los casos no presenta síntomas, cuando existen son elevada sensibilidad en la zona, dolor y molestias. Se puede manifestar de tres formas:

1. Aparece un pequeño aumento en el tejido mamario, sin exceso de piel.
2. Puede verse un crecimiento moderado de la mama con o sin piel distendida.
3. El tejido aumenta excepcionalmente su tamaño y se presenta piel muy estirada, incluso con aparición de estrías.
Generalmente, se resuelve por sí misma y desaparece en un periodo de pocos meses. Pero cuando no es así (aproximadamente un 10%), los pacientes necesitan tratamiento.

¿Por qué se produce?
La ginecomastia puede desarrollarse incluso en recién nacidos. Suele darse en el 60% de ellos y se asocia con galactorrea (flujo de leche), debido a la exposición del niño a los estrógenos placentarios de la madre. Dura un par de semanas y en raras ocasiones, hasta los dos años.

Es más común durante la adolescencia debido a los cambios hormonales de la pubertad (por el aumento del nivel de estrógenos y testosterona). Afecta a cerca de un tercio de los niños de entre 13 y 15 años.
“Si no se pasa en un par de años, se debe extirpar mediante cirugía y descartar la presencia de tumores testiculares, ingesta de anabólicos esteroidales (para aumentar la masa muscular), déficit de testosterona por orquidectomía (extirpación de los testículos) y enfermedades testiculares, entre otras”, explica el doctor Gerardo Schwember, cirujano plástico de Clínica Alemana.

Es importante considerar que en estos casos, además, hay un riesgo mayor de desarrollar cáncer de mama.

El envejecimiento lleva a que un 60% de los hombres mayores de 45 años pueda presentar esta patología; pero también hay otras razones, como cáncer de hígado o pulmón, cirrosis, hipertiroidismo, o problemas hormonales producidos por cáncer testicular, de la glándula pituitaria y de la adrenal.

Los trastornos y enfermedades menos frecuentes que inciden en esta enfermedad son la obesidad, la insuficiencia renal crónica y las alteraciones genéticas, como el síndrome de Kleinfelter, enfermedad que produce atrofia testicular y ausencia de espermatogénesis.

El consumo de algunos remedios y los efectos secundarios de éstos también tienen una cuota de importancia, como los medicamentos para tratar la ansiedad, úlceras y epilepsia, los utilizados para la quimioterapia y los antidepresivos.

El alcohol, las anfetaminas, la marihuana, los opiáceos y la heroína también pueden incidir en el desarrollo de ginecomastia.

Cómo tratar esas protuberancias demás
Aunque el paciente tenga pseudo-ginecomastia (aumento del volumen mamario sólo por grasa), se tiene que realizar algún tratamiento. Por ejemplo, si se debe a obesidad, una dieta y ejercicio serán la solución.

Se puede empezar aplicando compresas frías y tomando analgésicos cuando las mamas están inflamadas y sensibles.
Además, el doctor deberá realizar exámenes (de las mamas y el nivel hormonal, renal y hepático) para descartar alguna de las causas mencionadas anteriormente. Asimismo, y para prevenir o frenar el daño emocional, se puede considerar la posibilidad de la cirugía en una etapa más precoz.

El tratamiento quirúrgico se llevará a cabo dependiendo de la edad, estado físico y grado de la ginecomastia del paciente. Las alternativas son:

– Exéresis (extirpación) quirúrgica simple: Para adolescentes con aumento mamario por hipertrofia glandular (aumento del volumen de la glándula).
– Liposucción simple: Para adultos obesos con mamas de consistencia grasa.
– Exéresis quirúrgica con liposucción: Para obesos con mucho tejido graso y glandular.
– Exéresis del tejido cutáneo-graso-glandular más injerto del complejo areola-pezón: Para personas con mucha pérdida de peso que presentan excedente de piel, además de cierta cantidad de tejido glandular. Estos últimos, son los casos menos frecuentes.

Durante dos a cuatro semanas después de la operación, especialmente cuando se ha hecho liposucción, el paciente deberá utilizar una camiseta para comprimir el pecho. Tres semanas después de la cirugía, podrá realizar actividad física. Recién cumplidos unos tres meses, desaparecerá la inflamación y se verá el resultado definitivo.

Pero no todo terminará con la cirugía y un tórax más masculino, ya que el mayor problema de esta patología -principalmente en adolescentes- es en el ámbito sicológico, por lo que se recomienda visitar a un especialista en esta área.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Cirugía Plástica.




One Response to “Ginecomastia: Hombres con pecho de mujer”

  1. carabic Dice:

    hola. me he operado dos veces de la ginecomastia… la primera fue por q padecia de dolores y traumas y ;la segunda por q me habian dejado mucho tejido graso… pero ahora cuando entreno y como pollo siento como si se me esta inflamando la parte izquierda ahora no entiendo ,,,, q es lo q podria hacer para no operarme y solo atacarla


Deja un comentario