Gripe Aviar: ¿Cómo podría transformarse en una pandemia?


La primera vez que se tuvo noticia de un humano afectado por la influenza de las aves o gripe aviar fue en 1997 en Hong Kong. En esa oportunidad fueron 18 los contagiados y seis las víctimas fatales, de acuerdo a datos publicados por la Organización Mundial de la Salud (OMS). El virus se presentó en su versión más mortífera, la H5N1, que es la misma que amenaza hoy a diversos países del mundo, y que ha dejado más de 60 muertos hasta la fecha.

Si bien Chile aún se mantiene libre de esta enfermedad, el Ministerio de Salud ya ha tomado cartas en el asunto implementando un Plan de Contingencia que permita tomar las medidas adecuadas en caso de que se presenten casos.

Esta enfermedad que aparece como la nueva gran amenaza sanitaria a nivel mundial, es una gripe que afecta a las aves y que se ha transmitido a humanos que están en contacto con animales infectados.

El principal temor es que en algún momento comience a transmitirse de persona a persona, ya que si esto sucede podría convertirse en una pandemia, es decir, una enfermedad epidémica que se extiende a muchos países o que ataca a casi todos los individuos de una localidad o región.

Según el doctor Luis Miguel Noriega, infectólogo y jefe de Medicina Interna de Clínica Alemana, “si bien con la influenza habitual tienen más riesgo de muerte las personas en edades extremas y aquéllos con patologías crónicas de tipo respiratorio, cardiaco, renal o hepático, en caso de una pandemia de gripe aviar la mortalidad afectaría por igual a todos los individuos”.
¿Qué debería suceder para que el virus comience a transmitirse de persona a persona?
El doctor Pablo Vial, infectólogo y decano de la Facultad de Medicina de Clínica Alemana-Universidad del Desarrollo, explica que el principal riesgo de que la gripe aviar se transmita de persona a persona no radica en una mutación del virus -como se ha dicho en muchas ocasiones- sino que sería necesaria una recombinación, es decir, que el H5N1 se mezclara con otro virus. Esto podría suceder, por ejemplo, si una persona con influenza humana contrae también gripe aviar.

“En estos casos se podría producir una recombinación genética entre dos virus, lo que daría origen a otro capaz de transmitirse entre humanos. Clínicamente, esto puede causar grandes epidemias o pandemias”, sostiene el especialista.

Debido al temor que produce esta posibilidad en la población, ha aumentado en varios países, incluyendo en Chile, la venta de antivirales utilizados tradicionalmente para prevenir y tratar la influenza, como amantadina y oseltamivir (Tamiflú).

Sin embargo, como consecuencia del consumo de estos medicamentos en los últimos meses, se ha visto que el virus se está haciendo resistente a la amantadina, y recientemente también se detectó un caso de resistencia al Tamiflú.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Medicina Deportiva.




Deja un comentario