Hemoglobina del recién nacido


Al nacer, casi 80% de la hemoglobina circulante es de tipo fetal (a2` “y29. Cuando la eritropoyesis del lactante se reanuda a los dos a tres meses de edad, la mayor parte de la hemoglobina nueva es de tipo adulto. Cuando la concentración de oxígeno es de 27 mmHg, 50% del oxígeno ligado se libera a partir de la hemoglobina adulta (P-50). Por consiguiente, la P-50 de la hemoglobina adulta es 27 mmHg. La reducción de la afinidad de la hemoglobina para el oxígeno permite la liberación de más oxígeno hacia los tejidos a una concentración determinada de oxígeno.
La hemoglobina fetal tiene un valor P-50 de 6 a 8 mmHg mayor que la hemoglobina del adulto. Este valor de P-50 más alto hace posible un transporte más eficiente de oxígeno desde la placenta hasta los tejidos fetales. En esta situación, la curva de equilibrio de la hemoglobina se considera desviada a la izquierda de lo normal. Se piensa que este aumento de la P-50 se debe al fracaso de la hemoglobina fetal para fijar 2,3-difosfoglicerato en el mismo grado que la hemoglobina adulta.’ Esto representa cierta desventaja para el recién nacido porque se necesitan niveles de oxígeno periférico más bajos antes que el oxígeno se libere de la hemoglobina fetal. Para los cuatro a seis meses de edad en un lactante de término, la curva de equilibrio de la hemoglobina se desvía gradualmente a la derecha y el valor de P-50 se aproxima al de un adulto normal.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Pediatría.




Deja un comentario