Hijos de padres separados: ¿Dónde pasar la navidad?


Psicóloga de Clínica Alemana señala que lo fundamental es escuchar a los niños y darles la seguridad de que son respetados en sus deseos y sentimientos.

No todas las familias viven de la misma manera el 24 de diciembre. Sobre todo en la actualidad, donde cada vez son más los padres separados que tienen que idear nuevas formas para disfrutar esta fecha junto a sus hijos.

La psicóloga de Clínica Alemana, Alejandra Silva, explica que no hay recetas mágicas que determinen si es aconsejable o no que los padres divorciados pasen juntos la Noche Buena, ya que cada familia posee una historia propia y debe decidir qué es lo mejor para ellos.
“Lo que sí es importante es que si resuelven estar juntos con sus hijos, éstos deben tener claro que no significa que vayan a reconciliarse como pareja, ya que los niños suelen hacerse ilusiones falsas respecto a esta situación, por lo que para ellos es fundamental la claridad”.

Señala que la situación es más compleja con los menores de 10 años y, en esos casos, tal vez no es recomendable que ambos papás pasen juntos esta fecha. Esto, ya que los niños pequeños tienen aún un pensamiento de tipo concreto y si ven a ambos padres festejando pueden creer que efectivamente se están reconciliando y que todos volverán a estar juntos, y el crearse falsas ilusiones podría generar en ellos sentimientos de angustia y ansiedad.

¿Cómo ayudar a los hijos?
Lo más importante es aprender a escucharlos, ya que en la mayoría de los casos los adultos deciden por ellos. Por ejemplo, es muy común que los papás establezcan que la Navidad se pasa con uno y el Año Nuevo con el otro; o bien que uno de los hijos pasa Noche Buena con la madre y el hermano con el padre. A modo de consejo, se debe considerar que los menores prefieren estar donde se sientan más cómodos y que por lo general no es recomendable separar a los hermanos.
Por este motivo, es importante dar la seguridad a los hijos de que son respetados en sus deseos y sentimientos. “Aunque tal vez esto no sea lo que a los padres más les acomode los niños tienen derecho a escoger con quién pasar la Navidad”, destaca Alejandra Silva.

“Los papás pueden ayudar a los niños explicándoles que el real sentido de esta festividad tiene que ver con el nacimiento de Cristo y es eso lo que debe tener importancia ese día. La Noche Buena no debe estar centrada en si los padres están o no juntos, sino en que en ese momento es importante estar con personas que los quieren mucho, sean cuales sean las circunstancias”, dice.

El 24 de diciembre
No todos los niños reaccionan de igual forma cuando llega la fecha por tanto tiempo esperada. La respuesta de los menores dependerá de su historia personal, de cómo la familia ha elaborado el duelo y de cómo los padres han sido capaces de conducir la situación. Mientras algunos pequeños podrán sentirse tristes, otros estarán aliviados de no tener que lidiar con un ambiente tenso.

“Esto dependerá de cómo se ha desarrollado el proceso y también de cómo es la historia de la familia, con qué recursos emocionales y redes de apoyo se cuenta al momento de enfrentar una crisis. Por supuesto, es importante considerar cuanto tiempo ha pasado desde la separación y si los niños han tenido tiempo de asimilar y procesar la situación”, concluye la especialista.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Psicología y Psiquiatría.




Deja un comentario