Kinesiterapia respiratoria en niños: Cuándo y por qué


Alergias, virus -como el sincicial-, y contaminación ambiental e intradomiciliaria, son algunos de los principales factores que hacen que los niños sean hipersecretores, es decir, que produzcan más secreciones mucosas de lo normal y que requieran de kinesiterapia respiratoria para favorecer la ventilación pulmonar e higiene bronquial.

El doctor Raúl Corrales, pediatra broncopulmonar de Clínica Alemana, explica que “lo que sucede es que como los pequeños no saben toser o poseen una tos poco efectiva entonces las secreciones no son expulsadas y permanecen en el aparato respiratorio aumentando la posibilidad de infectarse”.

La kinesióloga de Clínica Alemana, María Luisa López, especialista en el manejo respiratorio de niños, señala que “se denomina kinesiterapia respiratoria a una serie de maniobras kinésicas destinadas a facilitar la expansión del tórax y así favorecer la eliminación de secreción de la vía aérea a través de una tos más efectiva, de modo que las secreciones se puedan movilizar con mayor facilidad dentro del aparato respiratorio”.

Estos procedimientos incluyen un conjunto de maniobras manuales, ejercicios respiratorios, posiciones y procedimientos terapéuticos, que tienen como objetivo principal optimizar la ventilación.
Las patologías respiratorias que más frecuentemente requieren de kinesiterapia (KNTR) son:
Bronquitis obstructiva, neumonía, asma bronquial, fibrosis quística y atelectasias, entre otras. Necesitan especial atención las que afectan a recién nacidos, lactantes y pacientes críticos.

“Entre las técnicas respiratorias más comúnmente utilizadas se encuentran la permeabialización de la vía aérea a través de vibropresiones, drenaje bronquial, redistribución de flujo y tos asistida”, sostiene la kinesióloga.

El broncopulmonar afirma que “en Chile, y especialmente en Santiago, las enfermedades respiratorias son bastante frecuentes, por lo que alrededor del 70% de los niños debe someterse a kinesiterapia para ser aliviados de la dificultad respiratoria que estas patologías producen. Si bien este procedimiento hace que los niños se angustien y lloren, no es una maniobra dolorosa”.
El especialista agrega que una vez prescrita la terapia kinésica es importante comenzar lo antes posible, ya que éste es un apoyo y complemento en el tratamiento de patologías respiratorias y en todas aquellas condiciones en que esté afectada la función pulmonar.

Agrega que al eliminar la secreción permite una mejor ventilación. “Sin embargo, con frecuencia, la hipersecreción bronquial se acompaña con obstrucción bronquial, y cuando esta última es grave no se debe someter al niño a kinesiterapia respiratoria, ya que puede favorecer o aumentar la obstrucción. En la medida que el niño empieza a desobstruirse, esta maniobra es fundamental”.

La kinesiterapia respiratoria debe ser indicada por un broncopulmonar y realizada por un kinesiólogo entrenado en el manejo en niños y en las técnicas que deben emplearse sobre el tórax, ya que es una estructura muy flexible en los pequeños, que protege el pulmón con características particulares muy distintas a las del adulto.

El doctor Corrales explica que “la cantidad de sesiones de kinesiterapia que se indica depende de la gravedad del paciente, ya que hay algunos pequeños en que basta con una al día, en cambio otros necesitan entre tres y cuatro sesiones diarias”.
Otros factores que influyen en el desarrollo de enfermedades respiratorias

– La exposición al humo del tabaco favorece las enfermedades respiratorias en los niños.

– También hay que considerar el tipo de calefacción, ya que por ejemplo, la combustión interna contamina, por lo que es importante ventilar constantemente en forma adecuada.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Pediatría.




Deja un comentario