La importancia de detectar la escoliosis a tiempo


Una cadera más arriba que la otra, un hombro más levantado o una parte de la columna que sobresale en la espalda, son algunas de las pistas que pueden llevar a los padres a percibir que sus hijos tienen escoliosis, una desviación lateral de la columna que va acompañada de una rotación de las vértebras de la zona afectada.

Dentro de las deformidades de la columna, esta patología es la más frecuente y aparece en cualquier etapa de la vida. Sin embargo, lo más común es que se produzca en la adolescencia en personas con cierta predisposición a desarrollarla.

El doctor Ignacio Dockendorff, traumatólogo de Clínica Alemana, explica que aunque aún no se conocen exactamente sus causas, se sabe que existe un factor genético importante relacionado con alteraciones de la integración de los factores de equilibrio en el cerebro.

¿Cómo pueden influir las malas posturas en la formación de la escoliosis?
Las posiciones no son determinantes para el desarrollo de esta enfermedad. Si las malas posturas fueran generadoras de escoliosis, el 100% de la población estaría enfermo, porque prácticamente nadie mantiene una postura adecuada las 24 horas del día.

Generalmente esta patología se detecta en la niñez o adolescencia porque es en estas etapas cuando se hacen más evidentes las deformaciones en la espalda. “Los adolescentes no se muestran desnudos delante de sus padres, por lo tanto, ellos no se dan cuenta lo desviada que pueden tener la columna y como esto no produce dolor, muchas veces pasa bastante tiempo antes de percibir que se padece la enfermedad”, comenta el traumatólogo.

¿Qué efectos negativos puede tener en la calidad de vida?
En la mayoría de los casos, la escoliosis sólo compromete el aspecto estético, ya que una silueta poco simétrica puede afectar psicológicamente al individuo, sobre todo a las mujeres que son las más perjudicadas.
Sin embargo, hay casos en que tiene consecuencias mucho más serias. Por ejemplo, cuando se presenta antes de los tres años (escoliosis idiopática infantil) puede ser tan grave que los pacientes sufren insuficiencia respiratoria y mueren antes de los 20 años.

“También se ha visto que cuando la escoliosis se da a nivel de la cintura con una rotación vertebral importante, provoca molestias y dolores intensos en el adulto mayor, por lo tanto, es fundamental tratarlas precozmente”, recomienda el especialista.

Un examen clínico y radiografías permiten determinar el grado de desviación de la columna. En pacientes menores de 12 años con una deformación leve, el principal tratamiento es la utilización de un corsé, el cual puede evitar que el problema se agrave e, incluso en algunos casos, devolver a la columna su forma original.

Cuando la escoliosis es detectada en adolescentes mayores, esta alternativa no tiene un buen resultado. En estos casos el especialista debe decidir si la deformidad es lo suficientemente considerable como para realizar una cirugía que corrija el problema.

Las técnicas quirúrgicas actuales permiten tratar la escoliosis modificando la parte de la columna alterada con una fijación lo más corta posible para no quitarle movilidad. De esta forma, se endereza la zona desviada y se evita que siga deformándose.

¿Esta fijación no deja a la persona inhabilitada para realizar deportes u otras actividades?
La gran mayoría de los pacientes operados pueden practicar casi todos los deportes, salvo algunos más extremos como paracaidismo y saltos ornamentales de plataformas de 10 metros.

Califica este Artículo
3 / 5 (2 votos)

Categoría: Traumatología.




One Response to “La importancia de detectar la escoliosis a tiempo”

  1. mvvm Dice:

    hola, quisiera saber qué implicaciones negativas pudiera tener la operacion a la columna, en mi caso tengo 35 grados de desviación arriba y 40 grados abajo, es recomendable en mi caso la operacion? se seguira deformando mi columna?


Deja un comentario