Leche: Un alimento fundamental en todas las etapas de la vida


No importa si es cultivada, con chocolate, descremada o con cereales, la leche es y siempre ha sido un alimento fundamental en la dieta de las personas, ya que además de ser la principal fuente de calcio, aporta una serie de otros nutrientes indispensables, como proteínas, minerales y vitaminas.

Es por eso que en el año 2001 la Organización de Alimentos y de Agricultura de las Naciones Unidas (FAO), estableció el 1° de junio como el Día Mundial de la Leche, con el fin de incentivar el consumo de este alimento

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS) el nivel mínimo recomendado para que un ser humano se desarrolle en condiciones aceptables, es de dos vasos diarios, pero la realidad muestra que en Chile no se consume más de 126 litros anuales por persona.

La doctora Karen Salvo, nutrióloga de Clínica Alemana, explica que “un vaso de leche tiene aproximadamente 230 miligramos de calcio, por lo tanto, dos vasos aportan entre 400 y 500 miligramos que es insuficiente, pero es lo mínimo aceptable, considerando que tomar un litro de leche al día no es fácil y menos barato”.

¿En qué etapa de la vida es más importante su consumo?
– Es necesario siempre, pero se pone especial énfasis en el caso de niños y adolescentes porque hasta lo 25 años se logra almacenar en nuestros huesos la mayoría del calcio. Luego, todos sufrimos un proceso de pérdida, por lo tanto, entre más logremos acumular en este periodo es mucho mejor para el futuro.
Explica que en niños entre uno y dos años y medio la leche más adecuada es la que está enriquecida con vitaminas y minerales, ideal para la etapa de crecimiento. También es muy importante que sea entera, ya que la grasa es una fuente fundamental de energía en este grupo etareo.

Después de los dos años y medio se aconseja el consumo de leche semidescremada, siempre que no haya problemas de sobrepeso, donde lo óptimo es la leche descremada.

¿Cuáles son las consecuencias de un deficiente consumo de leche?
– El calcio es importante para el desarrollo de nuestros dientes y huesos, por lo tanto, su déficit produce dientes débiles y osteoporosis lo que redunda en un mayor riesgo de fracturas. Si a una persona no le gusta o no puede consumir productos lácteos existen comprimidos de calcio para satisfacer esta carencia. Sin embargo, hay que tener claro que la leche no aporta sólo calcio, sino también una serie de nutrientes fundamentales para el desarrollo, como proteínas, vitaminas y minerales. Por eso es tan importante crear conciencia e incentivar a un aumento en el consumo de este alimento.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Nutrición y Dietética.




Deja un comentario