Linfomas mediastínicos


Entre el 10-20% de las neoplasias del mediastino que se descubren en el adulto son linfomas. Pueden presentarse en el contexto de la enfermedad generalizada o como un linfoma primario del mediastino.
Linfomas de Hodgkin. Suelen afectar a enfermos de menos de 30 años y más de 50. Con mayor frecuencia se halla afectación generalizada y alrededor del 30% tienen síntomas sistémicos. La afectación mediastínica no suele dar síntomas. Desde el punto de vista radiológico la masa mediastínica suele presentarse polilobulada, bilateral y asimétrica difícil de distinguir de un timoma. En su crecimiento puede invadir estructuras mediastínicas,pleura, pulmón y pared torácica. Al igual que en los timomas puede haber heterogeneidad en el seno de la masa por la existencia de necrosis y hemorragias. Pueden hallarse adenopatías paratraqueales y cervicales. El diagnóstico de certeza lo establece una biopsia que debe tener la suficiente cantidad de tejido por lo que suele ser necesaria la excisión de una adenopatía o de tejido tumoral. Puede, por ello, ser precisa alguna de las técnicas de exploración del mediastino. El tratamiento se basa en radioterapia en los estadios iniciales y quimioterapia cuando la enfermedad se halla más avanzada.
Linfomas no Hodgkin. Suelen ocurrir en enfermos de mayor edad, salvo los linfomas difusos de células B y los linfoblásticos. En la mayoría de ocasiones se produce una importante afectación y síntomas sistémicos. Hay algunos tipos de crecimiento más lento y pronóstico mejor, pero otros presentan una importante agresividad y son de peor pronóstico. El tratamiento se basa en la radioterapia y quimioterapia.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Glosario Médico.




Deja un comentario