Los mejores tratamientos para una piel joven


Una piel joven no es sinónimo de un cutis saludable. Alrededor del 80% de los adolescentes presenta problemas en la piel de su rostro, los que deben ser tratados prontamente para evitar un mal mayor.

La dermatóloga de Clínica Alemana, Tatiana Riveros, explica que los jóvenes no están libres de tener dificultades en su epidermis. Plantea que la mayor parte de la población entre los 10 y 24 años tiene una piel mixta o un cutis graso, que puede sufrir desde puntos negros hasta las poco estéticas espinillas.

La especialista recalca que el cutis mixto es “el tipo de piel más habitual en los adolescentes de Chile” y se caracteriza por “una piel normal o seca en los contornos de la cara y algunas áreas más grasosas en la zona central, es decir, en la frente, el dorso de la nariz, el mentón y algunos sitios de la mejilla, donde el rostro se ve brillante y presenta comedones cerrados o abiertos (puntos negros)”.

La piel grasa también es bastante común entre los jóvenes. Este tipo de cutis requiere especial atención, ya que estas personas son propensas al acné, enfermedad de la piel que se caracteriza por presentar erupciones en el rostro, pecho, espalda y hombros.

Los tratamientos
Pero soluciones hay. La doctora Tatiana Riveros recomienda para atenuar las zonas grasas aplicar jabones que desengrasen o que sean abrasivos. Asimismo, propone utilizar una o dos veces al día cremas comedolíticas que deshacen los puntos negros. También se pueden usar preparaciones de antibióticos, ya sea para aplicar localmente o para tomar.
La doctora aclara que cuando estos tratamientos no funcionan en las mujeres se hace necesario realizar estudios hormonales. Por ejemplo, si a una adolescente le aparece acné después de los 20 años, sin que lo haya presentado antes, entonces requiere de estos exámenes.

Asimismo, es aconsejable que después de los 18 años las jóvenes utilicen una crema hidratante en las mañanas, y en las noches una solución de limpieza, ambas libres de grasa. A esta edad, sostiene, pueden usarse cremas de contorno de ojos que sean livianas, lo que en el mercado se conoce como las líneas termales.

Para los hombres una alternativa terapéutica es tomar derivados de la vitamina A o retinoides. “Sin embargo, como son remedios que tienen contraindicaciones es necesario hacer exámenes de sangre, antes, durante y después del tratamiento para ver que no haya ningún efecto negativo ya que pueden ser hepatotóxicos”, advierte la dermatóloga.

Tampoco hay que olvidarse que durante la adolescencia los jóvenes deben cuidarse del sol. Y cuando su cutis tiende a ser graso deben, además, usar protectores solares en base a gel.

La especialista recalca que también es necesario tener una buena alimentación. “Es fundamental una dieta balanceada a base de cereales, proteínas, lácteos, frutas, verduras y también alimentos que posean grasa y azúcar ya que constituyen la fuente principal de energía, pero en su justa medida. Es muy importante no abusar de los alimentos diet”, dice.

¿Cuándo se debe consultar a un especialista?
La doctora afirma que “depende del nivel de exigencia que tenga cada uno. Hay adolescentes a los que no les molesta tener espinillas y hay otros que tienen dos o tres y no salen de su casa. El compromiso emocional que puede producir el acné es muy variable ya que depende de la educación, la familia y de la importancia que se le dé al físico”.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Dermatología.




Deja un comentario