Los suplementos nutricionales mejoran el sistema inmunológico


Contrariamente a lo que la gente piensa, los suplementos nutricionales se pueden tomar a toda edad. El doctor Ranjit Chandra plantea que es posible consumirlos en las distintas etapas de la vida para mantener el sistema inmunitario con un rendimiento óptimo.

El especialista explica que los productos con propósitos inmunológicos deben contener nutrientes como el hierro, zinc, cobre y selenio. Y vitaminas como la A, la B6, B12, el ácido fólico y la E. Advierte que no son recomendables los que contienen un solo componente ya que pueden generar deficiencias en el organismo.
BUENA ALIMENTACIÓN

El especialista explica que en una dieta existen tres palabras claves: balance, equilibrio y moderación.

Con balance se refiere a que hay que comer un poco de cada cosa, es decir, carne, pescado, pollo y vegetales, que se deben consumir mezclando los colores.

Con equilibrio, a que hay que incluir una amplia gama de frutas como la naranja, la piña y el plátano, entre otras, y no sólo consumir un tipo de ellas.

Con moderación, a que no se debe comer ni mucho ni poco.

Eso sí, aclara que de los que existen en el mercado sólo “hay cinco suplementos seguros -que están disponibles en Canadá, India y Estados Unidos-, abalados por la investigación científica. Y uno de éstos se encuentra con el nombre comercial Talismán”.

Es importante destacar que los nutrientes son indispensables para el organismo porque forman parte de enzimas que son significativas para la síntesis proteica y la división celular. Y ambos procesos son claves para tener una buena respuesta inmunológica.

El doctor precisa que los suplementos pueden ser utilizados en los diferentes grupos etáreos, ya que a cada uno de ellos se les otorga distintas cantidades de vitaminas y nutrientes para prevenir infecciones, disminuir el uso de antibióticos y mejorar el sistema inmunológico.

Explica que desde los cuatro meses en adelante son necesarios sólo si los niños tienen un resfrío o un problema respiratorio al mes. En el caso de los menores entre tres y cinco años, es aconsejable que los tomen en forma rutinaria, ya que es bastante común la deficiencia de hierro y zinc.

Sobre los seis años, son recomendables si los pequeños tienen infecciones repetitivas o si se sienten muy cansados.
¿Qué pasa con los adolescentes?
Es común que tengan hábitos alimentarios irregulares, que se salten el desayuno, almuercen papas fritas y bebida, y que no siempre tengan una cena completa.

Asimismo, en el caso de las mujeres jóvenes la menstruación las lleva a tener pérdidas de hierro y, a su vez, el consumo de la píldora anticonceptiva aumenta la necesidad de consumir ácido fólico.

“Todas estas deficiencias producen un sistema inmune deficiente, infecciones frecuentes, menor capacidad de trabajo físico y una mala función cognoscitiva, entre otros. Por eso es necesario que consuman suplementos”, dice Ranjit Chandra.

También es recomendable que los adultos entre 20 y 49 años tomen estos productos con cantidades pequeñas de nutrientes, para que los puedan ingerir todos los días.

El doctor aclara que desde los 50 años es indispensable que las personas tomen un suplemento nutricional adecuado, ya que el 40% de ellas posee alguna deficiencia de estos elementos.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Nutrición y Dietética.




Deja un comentario