Paciente trasplantado de corazón fue dado de alta


“Ya no siento las molestias que tenía antes de la operación ni tampoco las aprensiones y los miedos a lo que podía suceder. Ahora tengo suficiente seguridad como para planificar una vida y hacer miles de cosas”, sostiene Juan Contreras Álvarez, quien el 7 de junio fue sometido de urgencia a un trasplante de corazón en Clínica Alemana.

La enfermedad que afligía a este traductor de inglés-alemán, soltero y de 39 años, se manifestó de forma bastante inesperada, ya que nunca había presentado problemas cardiacos hasta el 12 de mayo de este año, cuando tuvo que hospitalizarse de urgencia debido a una miocardipatía dilatada descompensada asociada a una insuficiencia aórtica severa.

Luego de una satisfactoria evolución, el viernes 25 Juan pudo regresar a su casa junto a su familia. Para su padre, Jorge Contreras, su hijo ha tenido una evolución sorprendente: “La verdad es que nunca nos imaginamos que la recuperación sería tan rápida. Así que estamos felices”.
EQUIPO MÉDICO DE TRASPLANTE CARDIACO

CARDIOCIRUJANOS

Christian Bermúdez
Michael Howard
Rodrigo Soto
Rodrigo González

CARDIÓLOGOS

Luis Sepúlveda
Cristina Schnettler

ANESTESIÓLOGOS

Carla Sacco
Carlos Montalbán

Este trasplante cardiaco es parte del programa de beneficencia de la Clínica y es el primero que se realiza en la institución, la cual cuenta desde marzo del año pasado con un equipo de trasplante cardiaco formado por 14 profesionales, quienes se han entrenado en los mejores centros del mundo para realizar este tipo de procedimientos.

A juicio del jefe de este equipo, doctor Christian Bermúdez, “desde el punto de vista médico Juan está bastante bien, su función ventricular es normal y, por lo tanto, se encuentra en muy buenas condiciones para continuar la recuperación en su casa”.

En cuanto al tratamiento con las drogas inmunosupresoras -que tendrá que tomar durante el resto de su vida para evitar el rechazo del nuevo órgano- el especialista sostiene que ha tenido una muy buena respuesta: “No ha presentado intolerancia a los medicamentos, lo que sumado a su buen estado de ánimo nos permite decir que no podemos esperara mejor recuperación que ésta”.
¿Cuáles son los próximos pasos en su recuperación?
– Ahora viene el manejo crónico, que es lo habitual en este tipo de trasplantes y que consiste en controles médicos semanales durante las primeras semanas y cada 15 días el segundo mes. Durante este tiempo, el paciente debe mantener ciertas restricciones en su actividad física, pero después de los dos meses estaría en condiciones de volver a sus actividades habituales.

El doctor Bermúdez explica que sin la cirugía tenía un 50% de probabilidades de morir antes de un año, pero con el trasplante su sobrevida aumenta a 60% en 10 años, ya que la experiencia demuestra que la mitad de estos pacientes sigue vivo una década después de la operación y puede volver a realizar una vida normal.

Es por eso que Juan Contreras agradece esta oportunidad a todas las personas involucradas. “Este proceso ha marcado una pausa en mi vida y significa un inicio, un nuevo comenzar”.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Actualidad Médica.




Deja un comentario