Piernas cansadas: Insuficiencia venosa crónica


Cansancio, pesadez, dolor, picazón y calambres, son los típicos síntomas del síndrome de las piernas cansadas o insuficiencia venosa crónica que afecta generalmente a la población adulta.

Según el doctor Juan Seitz, cirujano vascular de Clínica Alemana, esta enfermedad se produce por una dificultad en el retorno venoso de las piernas. A largo plazo, una de las manifestaciones más comunes y molestas para el paciente son las várices, úlceras venosas y pigmentación de la piel, que alteran en forma significativa la calidad de vida y la capacidad laboral.

Existen dos tipos de insuficiencia venosa. La primaria se relaciona con la falla en el funcionamiento de las válvulas venosas, que son estructuras que facilitan el paso de la sangre desde las extremidades hacia el corazón y evitan el éctasis venoso de las piernas.

“Puede deberse al mal funcionamiento de las paredes venosas, lo que produce que la sangre se mantenga en las piernas favoreciendo el aumento de la presión del sistema venoso profundo. Esto posteriormente condicionará la aparición de las várices”, señala el especialista.

En cuanto a la insuficiencia venosa secundaria, que se presenta con mayor frecuencia, generalmente es producto de una trombosis venosa profunda, “la que lamentablemente no siempre es diagnosticada por no tener síntomas, lo que impide tomar precauciones”, afirma el doctor Seitz.

En este último caso, se recomienda que el paciente evite estar de pie y procure un descanso prolongado, debido a que el retorno venoso de las piernas depende de la contracción de los músculos de las pantorrillas, por lo que debe mantenerlos sin actividad.
¿Se puede prevenir?
Según el Doctor Seitz, es sumamente importante que el paciente sepa de su patología o que presentó una trombosis venosa profunda en el pasado para tomar las medidas del caso.

“Una de las formas de atenuar los síntomas es con el uso diario de soporte elástico como medias, pantys o calcetas, para facilitar el retorno venoso. También es importante la consulta precoz al especialista, para hacer el diagnóstico a través de métodos simples y no invasivos como la ecografía venosa”, explica el cirujano.

Asimismo, se trabaja con una terapia farmacológica sobre la base de flavonoides, agentes fibrinolíticos y drogas hemorreológicas, entre otros, según la gravedad de los síntomas y las características del paciente.

“También existen varias alternativas de procedimientos quirúrgicos que se han diseñado para restaurar el funcionamiento del sistema venoso profundo, que no son efectivos a largo plazo y se emplean excepcionalmente”, explica el doctor.

Aunque estrictamente no es necesario, los especialistas recomiendan evitar el exceso de sal que provoca la retención de líquido.

A juicio del doctor Juan Seitz, si el paciente usa regularmente el soporte elástico desde las etapas iniciales de la enfermedad, es probable que los síntomas sean leves e, incluso, no se presenten. “Por lo tanto, el diagnóstico precoz y el uso habitual de la terapia indicada son la mejor forma para evitar tener las piernas cansadas”, concluye el cirujano vascular.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Preguntas y Respuestas.




One Response to “Piernas cansadas: Insuficiencia venosa crónica”

  1. m.antonia Dice:

    me quemqn mucho las piernas y me canso. Me gustaria me aconsejaran si es bueno parcticar unas protesis que faciliten el retorno de la sangre con cirugia poco invasiva.


Deja un comentario