Prebióticos: Guardianes de la salud


A veces los antibióticos, que se utilizan para combatir infecciones gracias a su propiedad de detener o matar el crecimiento de hongos y bacterias, pueden ejercer un efecto negativo sobre la salud. Esto se produce porque este tipo de medicamentos también destruye las bacterias saludables que naturalmente viven en el organismo.

La doctora Ana María Agar, inmunóloga de Clínica Alemana, sostiene que “para contrarrestar estos indeseables efectos de los antibióticos, existen alimentos funcionales como los prebióticos que ayudan a cuidar las defensas naturales”.

Un ejemplo de los efectos de los antibióticos es la aniquilación de las bacterias que forman la flora intestinal, que es la que protege contra infecciones del estómago e intestino. Cuando éstas son destruidas, el organismo queda indefenso y se producen infecciones que finalmente ocasionan problemas como la diarrea.

Los alimentos prebióticos son aquellos que contienen sustancias no digeribles que estimulan selectivamente el crecimiento de ciertas bacterias de la flora intestinal, lo que favorece diversas funciones del organismo.

Existen distintos tipos de prebióticos que pueden dar un valor añadido a los alimentos. Estos se encuentran en vegetales como ajo, cebolla, puerro, espárrago, alcachofa, tomate y plátano, entre otros.
Al comer alimentos ricos en prebióticos, estas sustancias fermentan a nivel del colon o intestino grueso, produciendo ácidos grasos de cadena corta que son el “alimento” preferido de las células de esta zona (colonocitos) para mantenerse saludable.

La especialista sostiene que incluir estos alimentos funcionales en la dieta puede tener muy buenos beneficios para la salud, ya que mejoran la flora intestinal. Además, hay investigaciones que son auspiciosas en cuanto a los efectos positivos de los prebióticos en el metabolismo del calcio.

Asimismo, estas sustancias son muy eficaces en la mejoría del estreñimiento crónico, y podrían tener un efecto preventivo del cáncer de colon.

Otros efectos beneficiosos para la salud que aportan los prebióticos es que contribuyen a regular los niveles de glicemia o azúcar en la sangre y favorecen la producción de vitamina B12 en el colon, entre otras ventajas.
Efecto simbiótico: Probióticos y prebióticos se complementan

Los alimentos probióticos son aquellos en los que existen bacterias que ayudan a reforzar el sistema inmunológico, las que, además, pueden sobrevivir a una digestión llegando vivas al colon y ayudando a restituir la flora intestinal que ha sido alterada por alguna causa. Este tipo de alimentos son, por ejemplo, las bebidas energéticas y los yogures.

A diferencia de las bacterias vivas de los probióticos, los prebióticos son solamente sustancias sin vida, que ayudan a modo de complementos energéticos para las bacterias beneficiosas.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Nutrición y Dietética.




Deja un comentario