Se inicia temporada de alergia


Un paisaje poblado de flores, con prados verdes y columnas de árboles que se agitan con la brisa, es una de las primeras imágenes que se vienen a la mente cuando se piensa en la primavera, estación del año que muchos esperan con ansias.

Lamentablemente, hay un grupo de individuos para el que los encantos de esta época son una verdadera pesadilla. Sus ojos se hinchan, les pica el paladar, no paran de estornudar y pasan la mayor parte del día con congestión nasal.

Se trata de las personas que sufren de alergia, una enfermedad que consiste en una respuesta exagerada del organismo a determinadas sustancias provenientes del exterior, conocidas como alergenos.

Muchos de ellos aumentan en primavera, como los pólenes, el pasto, la maleza y el plátano oriental, árbol que se encuentra en muchas calles de Santiago y que comienza a florecer justamente en septiembre. Por eso en esta época los síntomas aparecen o se acentúan.

RECOMENDACIONES

-Ventilar las casas en periodos cortos y cerrar rápidamente las ventanas para que no ingresen los alergenos a las habitaciones.

– No salir a caminar en la mañana, porque es cuando hay más liberación de pólenes.

– Si se transita diariamente por avenidas con plátanos orientales utilizar lentes de sol para evitar la conjutivitis alérgica, ya que éstos actúan como barrera ante los alergenos.

– Cuando se tiene alergia al pasto, no tenderse sobre él ni estar presente cuando se corta.

De acuerdo con la doctora Ana María Agar, inmunóloga de Clínica Alemana, generalmente las personas que están sensibilizadas a estos alergenos, no presentan síntomas en otoño ni invierno, a diferencia de quienes son alérgicos a sustancias como caspa de perros o gatos, ácaros del polvo habitación u hongos, ya que estos elementos suelen estar presentes durante todo el año.

¿Cuáles son las manifestaciones alérgicas más comunes?
Depende principalmente de la edad. En niños pequeños es más común la dermatitis atópica o eczemas, es decir, ronchas en la piel y prurito. Luego esto comienza a desaparecer y surgen otras manifestaciones propias de adolescentes y adultos, como la rinitis alérgica, que es la más común y que se presenta con congestión, secreción nasal, estornudos y picazón de paladar, nariz y oídos.

La mayoría de las veces estos síntomas van acompañados de asma, que es otra afección gatillada por la alergia. También hay personas que tienen molestias y picazón en los ojos, incluso hay casos de conjutivitis alérgica.

Todos estos síntomas son la base del diagnóstico, junto con otros antecedentes de la historia clínica del paciente, como ser hijo de padres alérgicos, ya que se trata de un enfermedad hereditaria.

Luego, hay que identificar a los alergenos que gatillan la reacción. Para ello se realiza un examen llamado test cutáneo, que consiste en colocar gotitas de diversos agentes en el antebrazo, realizar una pequeña punción en cada una de ellas y esperar hasta que aparezca algún signo.
¿Cómo afecta esta enfermedad la calidad de vida de las personas?
– Además de los molestos síntomas, la alergia tiene consecuencias en la calidad del sueño. Hay personas que duermen pésimo porque como están congestionadas, respiran por la boca y no oxigenan bien. Por lo tanto, tienen un mal dormir y amanecen cansadas. Asimismo, se sabe que el 30% de los pacientes con rinitis se complican con asma. Por eso es tan importante que los pacientes se traten.

La especialista explica que como la alergia es una enfermedad crónica, el tratamiento consiste básicamente en manejar los síntomas. Esto se realiza principalmente con antihistamínicos, los cuales cada vez son más sofisticados. “Han salido al mercado muy buenos medicamentos que no producen sueño, a diferencia de los que se recetaban antes que tenían un efecto sedante”, sostiene.

También se utilizan inhaladores nasales con corticoides, cuya función es desinflamar la mucosa nasal producida por la alergia.

Cuando el tratamiento médico no es suficiente para controlar la sintomatología, se acude a la inmunoterapia, que consiste en vacunas aplicadas por un periodo de cinco años. El método más utilizado es el inyectable o subcutáneo, pero últimamente ha surgido una nueva técnica, que consiste en gotitas que se colocan bajo la lengua (la terapia sublingual).

Esto se indica principalmente para quienes están sensibilizados contra no más de dos alergenos, ya que de lo contrario no funciona.

En términos generales, la inmunóloga recomienda que las personas alérgicas consulten al médico antes de que se inicie el cuadro alérgico, es decir a principio de septiembre, de manera que se pueda establecer un tratamiento adecuado para los meses que se avecinan.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Preguntas y Respuestas.




Deja un comentario