Todo en Salud.com: El sitio más completo sobre información médica y cuidado de la salud


Síndrome de Fatiga Crónica: La angustiante sensación de vivir cansado


Sentirse cansado o agotado en ocasiones es normal, sobre todo considerando el agitado estilo de vida y las crecientes demandas laborales de los tiempos actuales.

Sin embargo, hay veces en que esto se transforma en algo crónico y comienza a afectar seriamente la calidad de vida. Cuando esto ocurre es posible que se esté ante un caso de fatiga crónica, una afección que no siempre es identificada y tratada como corresponde.

Este cuadro, que afecta principalmente a las mujeres entre los 30 y los 50 años de edad, se caracteriza por una permanente e intensa sensación de cansancio o fatiga que no disminuye con el reposo y no es consecuencia directa de otras afecciones.

El doctor Guillermo Gabler, psiquiatra de Clínica Alemana, explica que este síndrome está considerado como una de las patologías somáticas relacionadas con el estrés, entre las que también se encuentran la fibromialgia y el trastorno de estrés postraumático.

“Si bien es cierto que no existe claridad sobre la causa de estas enfermedades, hay consenso en que podrían tener relación con un desbalance del ‘eje hipotálamo, hipófisis, glándula suprarenal (adrenal)’, que está asociado a una sobrecarga emocional.

Por eso estas afecciones se consideran dentro de la medicina psicosomática, es decir, la relación mente-cuerpo es la que regula el surgimiento y variabilidad de presentación del cuadro”.

Es posible que los elementos que gatillan la aparición de esta enfermedad sean individuales y/o ambientales.

Dentro de los primeros hay que destacar el tipo de personalidad, por ejemplo, las personas que tienen una mala lectura de sus emociones (alexitimia) presentan un mayor riesgo, al igual que aquéllos con un alto nivel de autoexigencia y con poca tolerancia. En cuanto a los factores ambientales, un elemento a considerar es el nivel de estrés al que se somete el individuo.

“Por lo mismo el grupo clásico de pacientes son ejecutivos de mediana edad que están permanentemente rindiendo al tope de sus capacidades. Por esto en la década de los 80 esta patología se conoció como the yuppies flu”, explica el especialista.

Detección y tratamiento
Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos describen este síndrome como un trastorno bien determinado con síntomas específicos y signos físicos, basados en la exclusión de otras causas posibles.
Si bien la principal queja del paciente es que está permanentemente cansado, también pueden existir otros síntomas como insomnio, baja anímica, dolores o molestias musculares, fiebre leve, dolor de garganta y sensibilidad en los ganglios linfáticos del cuello o la axila.

Además, el doctor Gabler explica que en ocasiones esta enfermedad se puede asociar a otras patologías psiquiátricas como depresión y trastornos de ansiedad.

Todo esto puede traducirse en un constante aislamiento y en una serie de limitaciones en el estilo de vida, ya que las personas afectadas se sienten discapacitadas para realizar actividades que antes disfrutaban.

Según el especialista, esta situación se vuelve aún más crítica si se considera que muchas veces la enfermedad no se pesquisa, ya que con frecuencia el cansancio puede atribuirse a la cantidad de trabajo o a otras razones.

“Pero la diferencia está en que en el caso de la fatiga crónica, la persona no se recupera al tomar pausas de descanso. Es entonces cuando hay que empezar a preocuparse”, sostiene el especialista.

El diagnóstico es eminentemente clínico, pues no existen pruebas de laboratorio para apoyarlo. Por lo tanto, se efectúa un examen médico para descartar otras patologías y se analizan los síntomas y su periodo de duración, que debe ser superior a seis meses.

En cuanto al tratamiento, el especialista afirma que es fundamental conocer los factores que pudieron gatillar la aparición de la enfermedad, ya sean individuales o ambientales. “Por ejemplo, si uno de los principales problemas es la actitud frente al trabajo, es necesario promover un cambio en este sentido, lo que se puede lograr con psicoterapia”, explica.

Sin embargo, pone énfasis en complementar esto con una rutina de ejercicio aeróbico y una dieta equilibrada. Además, sostiene que en algunos casos también puede ser recomendable indicar ciertos antidepresivos.



Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)



«
»


Categoría: Glosario Médico.





Deja un comentario

Current ye@r *