Síndrome Mononucleósico: Besos que enferman


Un beso puede ser el inicio de un romance, pero lamentablemente también puede convertirse en la causa del Síndrome Mononucleósico, una infección que suele afectar a los jóvenes entre 15 y 20 años.

El medio de transporte de los microorganismos responsables de esta patología es la saliva, es por eso que su principal forma de transmisión es el contacto boca a boca o a través de las gotitas que se expelen al hablar.

La Enfermedad del beso, como se le suele llamar, es una infección que puede ser provocada por distintos agentes, como citomelagovirus, toxoplasma, primo infección por VIH y herpes 6. Sin embargo, la causa más común es por el virus Epstein-Barr que es responsable de alrededor del 70% de los casos y que produce la mononucleosis infecciosa.

Como explica el doctor Luis Miguel Noriega, infectólogo de Clínica Alemana, se trata de una patología bastante diseminada, ya que cerca del 80% de las personas mayores de 30 años tiene anticuerpos contra uno o más de estos microorganismos, lo que significa que han tenido contacto con ellos en algún momento de sus vidas y sus defensas han actuado. “Es posible que cuando adquirieron el virus no hayan presentado síntomas o que simplemente tuvieran una infección leve. Por eso generalmente pasado los 30 años la gente es menos susceptible”, sostiene el especialista.

¿Con qué frecuencia se reciben casos de este tipo?
-La frecuencia de consultas por síndromes mononucleósicos es alta durante todo el año, sobre todo en otoño y primavera.

Generalmente, los pacientes presentas síntomas como dolor de garganta, fiebre, crecimiento de los ganglios linfáticos (especialmente en el cuello y la axila), inflamación del bazo y un hemograma con alteraciones por aumento de los linfocitos.

¿Es posible que un cuadro de este tipo se confunda con faringitis?
-Sí, muchas veces al examinar al paciente parece una amigdalitis típica y se le da un tratamiento acorde, pero éste no funciona. Entonces se vuelve a revisar al enfermo y se ve que le están apareciendo ganglios y que el bazo está un poco más grande. Luego se realiza un hemograma, el que revela elementos sugerentes de una mononucleosis infecciosa.

El periodo de incubación es de un promedio de 15 días, y el diagnóstico es clínico, complementado con exámenes simples de laboratorio.

Los síntomas duran entre 10 y 30 días, tiempo en el que el enfermo debe hacer reposo y mantener una buena hidratación. En ocasiones, también se recetan analgésicos y antiinflamatorios.

Es posible que una vez recuperada, la persona presente un síndrome de compromiso del estado general, fatiga y decaimiento, sobre todo en las infecciones por citomelagovirus. Sin embargo, estas molestias suelen desaparecer en los dos o tres meses que siguen.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Preguntas y Respuestas.




One Response to “Síndrome Mononucleósico: Besos que enferman”

  1. ramkis Dice:

    hola cuyo sindrome puede repetir a la misma persona es curable gracias


Deja un comentario