Sonambulismo: Los peligros de caminar dormido


Para la mayoría dormir es uno de los momentos más agradables de la noche, sobre todo luego de un difícil día de estudio o trabajo. Sin embargo, algunas personas no logran descansar lo suficiente, ya que mientras duermen, se levantan, caminan y sólo luego de un rato vuelven a la cama.

La doctora Mónica González, neuróloga de Clínica Alemana, explica que el sonambulismo forma parte de las patologías denominadas parasomnias, las que se presentan en la etapa de sueño no REM, es decir, cuando las personas no tienen ensoñación. Habitualmente va acompañado de somniloquia, o sea, de monólogos incomprensibles y sin un propósito durante la noche.

Este trastorno afecta principalmente a niños y jóvenes, y se manifiesta sobre todo en menores de 15 años. La especialista precisa que entre el 15 y el 30% de los niños ha tenido al menos un evento de este tipo en su vida. No obstante, con el tiempo esta condición tiende a desaparecer por una maduración del sistema nervioso y sólo el 1% de los pacientes seguirá siendo sonámbulo después de los 18 años.

¿Por qué se produce esta enfermedad?
El componente más importante es el hereditario. Sin embargo, se puede acentuar si las personas no duermen la cantidad de horas adecuadas, si son interrumpidos muchas veces en este proceso, si usan medicamentos que fraccionan el sueño y si toman mucho café o alcohol.

La doctora señala que esta alteración se origina cuando existe “una descoordinación en el proceso de despertar desde el sueño no REM, lo que se denomina arousal. En estos casos se rompe la normal organización neurológica y el paciente es capaz de caminar, sin memoria ni conciencia”.
Cabe destacar que esta alteración es riesgosa para niños o jóvenes, ya que al levantarse pueden caer de la cama, acercarse demasiado a ventanas o tropezarse por las escaleras y sufrir algún golpe o fractura. Además, pueden despertar confundidos y encontrarse sin saber por qué en algún lugar extraño del hogar.

La importancia del diagnóstico
La especialista destaca que es fundamental hacer un diagnóstico temprano para descartar otras patologías, principalmente algunos tipos de epilepsia en que las crisis se presentan predominantemente de noche.

En este sentido, en el Centro del Sueño de Clínica Alemana se puede realizar un completo estudio de cómo duerme la persona y analizar si es que existen otras enfermedades asociadas.

Este proceso se realiza mediante un polisomnograma, donde el paciente es monitoreado por especialistas a través de una cámara de video durante toda la noche, y se analiza al individuo desde el punto de vista electroencefalográfico, se estudia la actividad muscular y electrocardiográfica, y la respiración. De esta forma, se hace un completo registro de todos los parámetros del sueño.

Ahora bien, el tratamiento para un sonámbulo consiste fundamentalmente en realizar una adecuada higiene del sueño, es decir, organizar bien las horas de dormir. Además, es necesario que la persona evite o consulte al médico por el uso de algunos medicamentos, alimentos y bebidas que interrumpan este proceso. Si no hay una respuesta favorable, se puede realizar un procedimiento farmacológico.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Preguntas y Respuestas.




Deja un comentario