Soplo en el corazón


Asintomático e inofensivo son las principales características de un soplo al corazón no patológico, también llamado “inocente”. Puede presentarse hasta en el 30% de los niños en cualquier etapa de su crecimiento y se descubre durante el control sano, cuando el médico escucha con el estetoscopio los ruidos de este órgano.

En cambio, un soplo patológico tiene signos y síntomas, y puede constituir una cardiopatía que requiera algún tipo de tratamiento. Habitualmente, hay cansancio o fatiga, falta de ascenso ponderal (subida de peso), disminución de la capacidad de ejercicio, dolor al pecho o alteración del ritmo del corazón.

Diversos factores pueden producir un soplo. El doctor Daniel Aguirre, cardiólogo infantil de Clínica Alemana, explica que “puede aparecer por aumento de la turbulencia de la sangre, ya sea en condiciones fisiológicas por alza de la frecuencia cardiaca o bien en forma patológica por un defecto o alteración estructural del corazón”.

La velocidad de sangre que circula por el corazón se altera cuando el músculo late más rápido, lo que genera mayor turbulencia. Esto puede ocurrir en presencia de anemia, presión sanguínea alta, embarazo, fiebre, estrés o problemas a la tiroides.

Los defectos o alteración estructural del corazón se refieren a daños en sus válvulas y paredes. En niños, cerca de un 90% de estos defectos está presente al nacimiento, es decir, son congénitos. Sin embargo, existen cardiopatías, como la fiebre reumática, endocarditis infecciosa, miocardiopatía hipertrófica u otros problemas que son enfermedades adquiridas.
El especialista aclara que “este problema (soplo) no es una enfermedad, sino un signo clínico auscultatorio del corazón”. Explica que se escucha un ruido distinto al de los latidos, y según el timbre, tono, intensidad y ubicación en el ciclo cardiaco, se determinará si es patológico o no.

Para averiguar el tipo de soplo, además de un examen cardiovascular completo, a veces es necesario la realización de algunos exámenes. Para esto puede hacerse un electrocardiograma que registra la actividad eléctrica del corazón, una radiografía de tórax para ver su tamaño y la circulación pulmonar, y un ecocardiograma, que puede detectar las anormalidades en las válvulas cardiacas o defectos en las paredes del músculo.

El doctor afirma que “existen también otros exámenes más específicos como holter de arritmia, test de esfuerzo, tilt test o cateterismo cardiaco, que pueden realizarse dependiendo de la cardiopatía”.

Los soplos no patológicos o inocentes “son frecuentes en los niños porque tienen una frecuencia cardiaca alta que genera mayor turbulencia en la sangre”, explica el médico. Agrega que éstos son más fáciles de encontrar, ya que las paredes del tórax en los menores son más delgadas, lo que hace que sean fáciles de auscultar.

Y… ¿qué se hace?
Si un niño presenta un soplo al corazón debe ser derivado al cardiólogo para descartar una enfermedad en el músculo.

El especialista explica que “dado que la gran mayoría de las cardiopatías es congénita, es muy difícil prevenir las que causan soplos del corazón, no obstante, es muy importante la detección prenatal de estos problemas para poder diagnosticarlas y tratarlas en forma oportuna”.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Cardiología.




One Response to “Soplo en el corazón”

  1. ioxorip666 Dice:

    yo tuve un problema de soplo en el corazon hace 3 años ,pero con el tiempo no volvi a tener ningun sintoma que lo agrabara o que fuera de tipo alarmante sin embargo en estos ultimos dias e estado con algunas turbulencias extrañas que no me explico porque si hay alguien que me pueda explicar cuales son las razones se los agradeceria


Deja un comentario