Termorregulación del recién nacido


Un homeotermo es un mamífero que puede conservar una temperatura corporal profunda constante. El recién nacido humano homeotermo tiene dificultad para conservar una temperatura corporal profunda constante debido a su área superficial relativamente grande, el pobre aislamiento térmico y su pequeña masa que actúa como un sumidero de calor. La pérdida de calor se puede presentar por a) evaporación (un niño húmedo o en contacto con una superficie húmeda), b) conducción (contacto dérmico directo con una superficie fría), c) convección (corrientes de aire que fluyen sobre el sujeto), d) radiación (el individuo irradia calor hacia una superficie más fría que no está en contacto con él).
De los anteriores, la radiación es la más difícil de controlar. Los recién nacidos generan calor mediante aumento de la actividad metabólica, ya sea a través del temblor (como un adulto) o mediante una termogenia no relacionada con la sacudida, utilizando la grasa parda. Esta termogenia de la grasa parda se puede inactivar mediante vasopresores,13 agentes anestésicos14 y deficiencia nutricional.” La termoneutralidad (el ambiente térmico óptimo para el recién nacido) es el límite de temperaturas ambientales en el cual el recién nacido con temperatura corporal normal muestra una frecuencia metabólica mínima y puede conservar una temperatura corporal constante mediante control vasomotor. La temperatura de alerta se define como el punto debajo del cual es necesaria una respuesta metabólica al frío para sustituir la pérdida de calor. La temperatura apropiada del incubador se determina por el peso del paciente y la edad posnatal (figs. 1-2 y 1-3). La termoneutralidad es aproximadamente de 34 a 35°C para los recién nacidos con bajo peso al nacimiento hasta las seis semanas de edad y de 31 a 32°C hasta las 12 semanas de edad. Los neonatos que pesan 2 a 3 kg tienen una zona de termoneutralidad de 31 a 34°C en el primer día de vida y 29 a 31°C hasta los 12 días. Las incubadoras de pared doble ofrecen el mejor ambiente termoneutral. Los calentadores radiantes no pueden prevenir la pérdida de calor por convección e inducen una mayor pérdida de agua insensible.
La incapacidad para mantener la neutralidad térmica tiene consecuencias metabólicas y fisiológicas graves. Es necesario tener un cuidado especial para mantener la temperatura corporal en límites normales en el quirófano.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Pediatría.




Deja un comentario