Test de Apgar: El primer chequeo médico


Cuando llega el momento del parto una de las mayores preocupaciones para los padres y médicos encargados es la condición física que presentará el recién nacido. Para despejar esta incógnita se aplica el test de Apgar.

Este examen fue diseñado en 1952 por la doctora Virginia Apgar, médico anestesista, que propuso evaluar la vitalidad de los recién nacidos inmediatamente después de nacer, a través de cinco signos clínicos objetivos y fáciles de describir que son color, tono muscular, esfuerzo respiratorio, irritabilidad y frecuencia cardíaca.

Este examen es una excelente herramienta en la reanimación de un niño en la sala de parto, ya que permite al neonatólogo definir las conductas que debe tomar cuando recibe al recién nacido.

El test de Apgar debe medirse al minuto y luego a los cinco minutos del nacimiento. El primer examen ayuda a evaluar y mantener las conductas que se están realizando en la reanimación del recién nacido cuando tiene alguna dificultad. En tanto, el Apgar de los cinco minutos funciona además como indicador pronóstico.

En ambas ocasiones -uno y cinco minutos- el especialista debe medir las cinco variables. El color de la piel muestra el nivel de oxigenación que presenta la sangre del recién nacido. En tanto, la frecuencia cardiaca es reflejo del estado circulatorio y cardíaco.
Asimismo, la respiración refleja si los pulmones se están expandiendo bien o no. El tono muscular hace referencia al nivel de relajación o contracción de un músculo en estado de reposo. Es el resultado de un funcionamiento cerebral correcto y de una oxigenación sanguínea adecuada.

Test de Apgar: El primer chequeo médico Fertilidad y Embarazo

Por último, los reflejos o respuestas demuestran la capacidad de reacción por parte del bebé ante estímulos táctiles, como una palmada.

A cada uno de estos parámetros se le asigna un puntaje, que va desde ausencia de parámetro (0) hasta el máximo (2), por lo tanto la sumatoria de los cinco parámetros es 10.

El máximo de puntuación no suele ser habitual en el primer minuto. Pese a esto, cuando la prueba es llevada a cabo a los cinco minutos, el resultado alcanza frecuentemente en recién nacidos sanos un puntaje cercano a 10.

Asimismo, un test de Apgar bajo durante el primer minuto seguido de una buena recuperación significa que los procedimientos para reanimarlo fueron efectivos, es decir, si un bebé tiene Apgar 3 al minuto, y 9 a los cinco minutos, significa que si bien nació con alguna dificultad fue manejada adecuadamente y probablemente su pronóstico sea óptimo.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Fertilidad y Embarazo.




Deja un comentario