Traumatismos traqueobronquiales


Los traumatismos de la vía aérea principal en sus diferentes regiones: laringe, tráquea y bronquios de grueso calibre son poco frecuentes pero graves de forma intrínseca y por las lesiones asociadas importantes que suelen presentar, principalmente mediastínicas. Con mayor frecuencia son lesiones cerradas por accidente de tráfico y en un menor número heridas por arma blanca o incluso de fuego. Se lesiona con mayor frecuencia la zona de la carina y bronquio principal derecho y el mecanismo de rotura suele ser una hiperpresión endoluminal con la glotis cerrada.
Los traumatismos de la vía aérea principal producen el paso masivo de aire al mediastino y cavidad pleural, originando un problema ventilatorio agudo. Lo más característico de este tipo de lesiones es la presencia de un enfisema subcutáneo y mediastínico muy importante y neumotórax que no expande, aun colocando un drenaje pleural. La instauración del mismo se acompaña, además, de fugas aéreas masivas. La prueba más importante es la fibrobroncoscopia, que permite obtener el diagnóstico visual de la lesión, su localización y ayudar a la intubación correcta del enfermo.
El tratamiento es quirúrgico procurando restablecer la vía aérea lesionada mediante una sutura simple o resecando los tejidos destruidos y realizando una anastomosis término-terminal. Cuando existen lesiones muy pequeñas y de escasa repercusión clínica, cosa de escasa frecuencia, está justificada la conducta expectante.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Glosario Médico.




Deja un comentario