Tumores de la pared torácica


En este apartado se estudian las neoplasias de la pared torácica, excluyendo todas aquellas tumoraciones cutáneas y subcutáneas de índole puramente dermatológico y que son, con frecuencia, benignas. También excluimos a las neoplasias que afectan a la mama.
Las neoplasias de pared torácica pueden ser primarias o metastásicas, teniendo en cuenta que estas últimas son más frecuentes que las primeras, pero en cuyo estudio no se entra de forma pormenorizada. Los tumores que metastatizan con mayor frecuencia a la pared torácica son los de pulmón, mama, próstata y riñón. Las neoplasias secundarias de la pared torácica representan un grado de diseminación de la enfermedad que la hace inabordable desde un punto de vista quirúrgico oncológico. Se presentan, muchas veces, como masas de aspecto indistinguible de los tumores primarios.
También debe considerarse la posibilidad de afectación directa de la pared torácica por una neoplasia primaria de pulmón, mediastino, mama o una metástasis pulmonar. Es ésta una circunstancia poco frecuente pero no excepcional. Su extirpación será posible en función del grado de extensión regional y a distancia de la neoplasia y de los criterios generales de operabilidad.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Glosario Médico.




Deja un comentario