U. de Chile y Fundación Cristo Vive crean centro de bioética comunitario


Con una ceremonia oficial realizada recientemente se dio por inaugurado el Centro Centinela de Bioética Comunitario de la Fundación Cristo Vive, una entidad que permite analizar problemas bioéticos “desde la comunidad”, ampliando la mirada más allá del campo clínico y asistencial.

Durante la actividad, la directora del Cesfam Cristo Vive, Marla Solari, señaló que “estamos iniciando un proceso muy significativo con el apoyo de la Universidad de Chile y de la Fundación Cristo Vive, además de algunas instituciones internacionales, lo que nos otorga un piso muy sólido desde el cual potenciar este proyecto”. Asimismo, el presidente de la fundación, Gustavo Donoso, resaltó a nombre de la hermana Karoline Meyer, gestora de la Fundación Cristo Vive, que la nueva entidad permitirá que la sociedad civil se haga protagonista de su destino. “Esta es una instancia para empoderar a los miembros de la comunidad con la finalidad de que puedan reflexionar e influir en el impacto que tienen las decisiones públicas y estatales en sus vidas”.

El Cesfam, que atiende a alrededor de 28 mil personas de escasos recursos y que cuenta desde hace años con un Comité de Bioética de Atención Primaria, está ampliando y potenciando con este nuevo centro un modelo que, según declaró la decana de la facultad de medicina U. de Chile, doctora Cecilia Sepúlveda, debiera replicarse y multiplicarse en el resto de Chile y América Latina. “No hay que olvidar que nuestros estudiantes, pertenecientes a las distintas carreras de la salud, se forman en el Cesfam Cristo Vive, que es campo clínico de la facultad. Allí se enfrentan diariamente a la resolución de los dilemas bioéticos que son propios de la atención primaria. Con la creación del nuevo centro se está desarrollando un nuevo modelo que, sin duda, enriquecerá la educación de nuestros jóvenes”, comentó.

El centro centinela tendrá como objetivos centrales analizar desde una perspectiva de la salud pública y los derechos humanos los desafíos que plantea el sistema sanitario y la red asistencial, especialmente en lo que se refiere a los más pobres y marginados. Asimismo, observará el impacto de las políticas de salud en las acciones propias del nivel primario, reflexionará sobre los dilemas y conflictos de valores que surgen de la atención sanitaria, analizará las repercusiones de los avances de la medicina, los valores involucrados y sus consecuencias en la comunidad local; promoverá el diálogo intercultural y religioso, prestará asesoría bioética, realizará difusión y extensión y llevará a cabo investigación en áreas propias de su quehacer.

Los miembros fundadores del centro son la hermana Karoline Mayer, Angélica Sotomayor, Laura Rueda, Marla Solari, Fernando Valenzuela y los doctores Eduardo Rosselot, Birgitt Müller, Antonio Infante, Tatiana Escobar-Koch, Miguel Kottow y Ruth Depaux.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Actualidad Médica.




Deja un comentario