Urticaria solar: La prevención es clave


Aparición de manchas rosadas que pican después de exponerse al sol pueden ser síntomas de urticaria solar, una patología causada por la radiación ultravioleta (UVA) que puede tender a mejorar con los años si se evita la exposición a estos rayos y se trata con antihistamínicos.

Esta enfermedad no es frecuente y suele presentarse en adultos jóvenes. La sintomatología inicial es el prurito, seguido de habones, es decir, pequeñas erupciones localizadas en la zona irradiada, las que aparecen pocos minutos después de la exposición y, que luego de algunas horas desaparecen sin dejar lesiones.

Esta afección se produce generalmente a comienzos del verano, cuando ciertas áreas de la piel, como escote y brazos, están más expuestas. Esto puede llegar a ser grave si compromete un área muy extensa del cuerpo, ya que es posible que produzca una intensa vasodilatación y cause un shock.

No resulta fácil determinar la etiología de esta fotosensibilidad, ya que en muchos de los casos se combinan dos o más tipos de causas, lo que hace más compleja la orientación del tratamiento. Además, es frecuente que componentes de algunos medicamentos se conviertan en factores sensibilizadores que en contacto con el sol generen esta reacción.

Urticaria solar: La prevención es clave Dermatología

Para realizar el diagnóstico es muy importante la historia clínica, es decir, edad de inicio, historia familiar de fotosensibilidad, estaciones del año en que aparecen los síntomas, duración necesaria de la exposición, tiempo entre la irradiación y el momento en que se manifiesta la urticaria, medicamentos, y descripción de la erupción y de su distribución, entre otros aspectos.

Tratamiento

El mejor tratamiento para la urticaria solar es la prevención, que en este caso consiste en evitar la exposición al sol, teniendo en cuenta que los rayos UVA pueden traspasar los cristales y que las nubes no son un factor de protección solar.

Existen casos extremos de pacientes muy sensibles en que la luz blanca de los fluorescentes puede causar problemas dependiendo de la proximidad a ésta.

Además, hay que tener en cuenta que la ropa no ofrece una protección total, ya que el traspaso de los espectros de luz depende del tipo de tejido, grosor y color.

Los factores de protección solar incrementan el tiempo de tolerancia a los rayos solares, y para que sean efectivos deben aplicarse 30-45 minutos antes de iniciarse la exposición al sol.

Cuando la prevención no da resultado, es importante consultar a un especialista que determine si la persona necesita un tratamiento local, en cuyo caso se pueden recomendar corticoides tópicos. En ocasiones también se utilizan antihistamínicos, pero esto no asegura la desaparición inmediata de la fotosensibilidad, la que puede persistir durante algún tiempo.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Dermatología.




One Response to “Urticaria solar: La prevención es clave”

  1. mayusi Dice:

    Me gustaria saber que tratamiento de corticoides y cuanto debo tratarlo para quitar esta urticaria solar en brazos y escote que tengo los mismos sintomas que ustedes hacen mención , remedios caseros ya he hecho muchos y nada .
    Por favor diganmelo , muchisimas gracias


Deja un comentario