Verrugas: Tratamientos para erradicarlas


En la época de las abuelitas se estilaba quitar las verrugas con secretos caseros como quemarlas con tiza o amarrarlas hasta que se secaran. Si bien, esta patología no tiene complicaciones mayores y se puede sobrellevar por mucho tiempo, hoy existen tratamientos realmente efectivos.

La doctora María Francisca Sánchez, dermatóloga de Clínica Alemana, explica que las verrugas son tumores de la primera capa de la piel causados por una infección viral que invade -a través de una herida usualmente imperceptible – y coloniza un área cutánea específica, lo que produce una multiplicación celular.

Esta patología, que puede ser causada por más de 70 subtipos de virus y que afecta principalmente a niños y adolescentes, es generalmente asintomática. Sin embargo, las verrugas plantares y las de las palmas de las manos pueden doler, ya que por su ubicación el peso del cuerpo comprime las terminaciones nerviosas, lo que causa molestia.

“Existen factores genéticos que pueden inducir a la aparición de verrugas, esto quiere decir que hay familias que tienen mayor predisposición inmunológica a desarrollar esta patología”, explica la especialista.
Generalmente, estos tumores surgen en la planta del pie, las manos, las rodillas o en la cara de los hombres cuando se afeitan. Excepcionalmente, aparecen en la espalda, brazos, piernas, porque esta piel se traumatiza menos, agrega la dermatóloga.

También, es común que las verrugas salgan alrededor de los dedos cuando las personas se muerden los padastros y se hacen minifisuras por donde puede entrar el virus.

La doctora Sánchez explica que el diagnóstico es clínico, por lo que es necesario consultar a un dermatólogo. Hay un porcentaje de verrugas que desaparece espontáneamente, debido a una respuesta inmunológica que en ciertas oportunidades logra lidiar con la infección y exterminarla.

Cuando esto no sucede, se puede recurrir a distintos alternativas para eliminar las células infectadas. “Los tratamientos consisten en destruir la verruga con métodos físicos o químicos. En algunos pacientes también es necesario usar medicamentos tópicos que aumentan la inmunidad”, sostiene la dermatóloga.

Una opción es la criocirugía, que consiste en congelar la verruga con nitrógeno líquido hasta destruirla. También está la electrocirugía que genera una quemadura térmica. Además, existen ácidos y diversas sustancias que cumplen la misma función de destrucción.

Es importante tener presente que las personas con un cuadro de inmunodepresión, los pacientes con cáncer que estén sometidos a quimioterapia y quienes tienen sida, son más susceptibles a la propagación de verrugas, las que resultan difíciles de tratar.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Dermatología.




Deja un comentario