VITAMINAS MÁS IMPORTANTES EN LA ADOLESCENCIA


Vitamina A: Interviene en el crecimiento celular. Se encuentra en vegetales y frutas de color amarillo intenso o verde oscuro, como zanahoria, acelga, espinaca, brócoli, lechuga, papaya, melón y sandía.

Vitamina C: Para el crecimiento de huesos, curación de heridas, prevención de infecciones, y para la función de los nervios y el cerebro. Está en vegetales crudos y en frutas, principalmente ácidas como la piña, naranjas, mandarinas, espinacas, berros, tomate, pepino, repollo, coliflor.

Vitamina B1: Es importante para el correcto funcionamiento del sistema nervioso, los músculos, el corazón, entre otras funciones. Se puede encontrar en el arroz integral (el arroz blanco no), harina de trigo, extracto de levadura, porotos, germen de trigo, nueces, cacahuetes, avena y pan.

Vitamina E: Esencial para reducir el colesterol en la sangre y bajar la presión sanguínea. Además es componente de todas las membranas celulares. Se puede encontrar en la fruta, nueces, aceites vegetales, verduras verdes y lentejas.

Vitamina D: Fundamental para la calcificación de los huesos. Su fuente principal son los rayos UVA sobre la piel y los aceites de hígado de pescado, leche y grasas.

Ácido fólico: Es muy importante en la síntesis del ADN. En las embarazadas contribuye al desarrollo del feto y al de los tejidos de la madre.

Califica este Artículo
4 / 5 (1 votos)

Categoría: Nutrición y Dietética.




Deja un comentario