ALTERACIONES FIBRINOLITICAS Y TROMBOTICAS en los recién nacidos


La falta de control adecuado del exceso de fibrinólisis conduce a anomalías hemorragíparas y la deficiencia de los anticoagulantes naturales da lugar a demasiada coagulación. La alteración hemorrágica grave por deficiencia de antiplasmina 2-alfa responde al tratamiento con ácido tranexámico, un agente antifibrinolítico.24 Los déficit de antitrombina III congénita y proteínas S y C se vinculan con trombosis recurrente y por lo regular se controlan con anticoagulantes orales.24 Una operación requiere la cesación de la anticoagulación y tratamiento sustitutivo durante el procedimiento y el periodo de curación posoperatorio hasta reiniciar los anticoagulantes orales. De acuerdo con la deficiencia, los concentrados de antitrombina III o el plasma fresco Congelado se usan como terapia de sustitución guiada por el hematólogo con rápido acceso al laboratorio de coagulación.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Pediatría.




Deja un comentario