Asfixia Traumática


Esta alteración es una entidad que se observa en niños por un tórax flexible y la ausencia de válvulas en el sistema de las venas cavas inferior y superior. Un niño sufre compresión directa de la pared torácica cuando le pasa un vehículo por encima o se lo aplasta de otra manera.

En el momento de la lesión, cuando la glotis está cerrada y los músculos toracoabdominales tensos, se transmite el incremento de la presión intratorácica a través del sistema venoso central a órganos sólidos como cerebro, hígado, bazo y riñones. Por lo general, el paciente está desorientado, con taquipnea, hemoptisis e insuficiencia respiratoria. La cara y el cuello están cianóticos, con petequias en cabeza, cuello y tórax. Muchas veces hay hemorragia subconjuntival y retiniana.

Es posible observar hepatomegalia aguda secundaria a la presión transmitida por la cava. Si el individuo muestra un grado considerable de contusión pulmonar, quizá se requieran intubación endotraqueal y ventilación mecánica con presión positiva al final de la espiración.

Asfixia Traumática Pediatría

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Pediatría.




Deja un comentario