Cáncer de vejiga: Una consecuencia más del tabaco


Las sustancias que ingresan al organismo llegan a la vejiga luego de ser filtradas a la orina por los riñones. Los componentes químicos del tabaco no quedan fuera y se depositan en ella por varias horas hasta ser eliminadas. Al fumar, la vejiga está en constante contacto con el alquitrán, el monóxido de carbono y la nicotina, entre otros, por lo que es fácil que se produzca alguna alteración en sus paredes, la que puede derivar en un tumor maligno.

El doctor Mario Fernández, urólogo de Clínica Alemana, explica cuánto más cáncer de vejiga se da en los fumadores y cuáles son las vías de tratamiento de esta patología que, desde este punto de vista, puede ser evitable.

¿Cuánto más cáncer de vejiga le da a los fumadores?
El riesgo aumenta hasta cuatro veces más que en los no fumadores.

¿La cantidad de cigarros que fuman incide?
Efectivamente, la cantidad influye, así como también el período y el grado de inhalación de cada cigarrillo. Aproximadamente, 20 años después de suspendido el hábito, disminuye el riesgo, a diferencia de lo que pasa con el cáncer de pulmón por ejemplo, cuyo riesgo disminuye luego de varios años menos.

¿Hay diferencias en la incidencia de este cáncer entre hombres y mujeres?
El cáncer de vejiga es más frecuente en hombres, con una proporción de 2,5 a 1. Sin embargo, no existe certeza en cuanto al impacto del tabaco según el género.

¿El cáncer de vejiga se da más a cierta edad?
Puede aparecer a cualquier edad en el adulto; sin embargo, es más frecuente a partir de los 60 años.

Pero quienes fuman desde muy jóvenes, ¿tienen más riesgo?
Sí, porque aumenta el tiempo de exposición a las toxinas del cigarro, principalmente, si inhalan el humo.
¿Los fumadores pasivos también pueden contraerlo?
Se presume que sí.

¿Qué elemento del cigarro produce este cáncer?
No está claro cuál componente es el principal responsable, pero se postulan las nitrosaminas, la 2-Naftilamina, el 4-Aminobifenilo y el Triptofano.

¿Qué síntomas dan la alerta?
Se manifiesta generalmente con hematuria (sangramiento por la vía urinaria), lo que puede notarse gracias a que la orina aparece teñida con sangre y/o con coágulos.

¿Qué otras complicaciones se presentan?
Dolor y molestias al orinar; en el caso de metástasis, hay síntomas sistémicos como baja de peso, dolor difuso y falla renal.

¿En qué consiste el tratamiento?
Varía ampliamente según el caso y la fase de evolución del tumor. Pero en general, se asocia la cirugía con una terapia intravesical (sustancias administradas directamente a la vejiga mediante una sonda urinaria) y/o radioterapia y/o quimioterapia.

¿Hay otro factor que, combinado con el cigarro, aumente este cáncer?
Sí, están la exposición de varios años a anilinas (tinturas) e ingesta de agua potable con elevados niveles de arsénico (como ocurre en Antofagasta). Por esto, hay algunas actividades u oficios que inciden en el desarrollo del cáncer de vejiga, como los pintores y trabajadores de imprentas y empresas textiles.

“Es importante destacar que la gran mayoría de los fumadores y la población en general, no asocia el tabaquismo con este cáncer, a diferencia de lo que sí ocurre con el de pulmón o laringe”, concluye el doctor Mario Fernández.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Oncología.




Deja un comentario