Cibercondriacos: Pacientes más informados gracias a Internet


Llegan a la consulta con más de alguna hipótesis sobre sus propias dolencias y un arsenal de ideas acerca de posibles tratamientos. Hoy, el médico se ve enfrentado a un paciente mucho más informado e inquisidor, quien muchas veces lo sorprende con noticias sobre recientes estudios o nuevas técnicas desarrolladas en algún rincón del mundo.

La acelerada penetración de los medios electrónicos y la proliferación de portales de salud son los principales responsables de este cambio. Una encuesta de Harris Interactive revela que, en 2008, 150 millones de personas buscaban información médica en Internet y que estos “cibercondriacos” representan el 81% de los adultos conectados a la red. Los pacientes online de habla hispana no se quedan atrás; hace un año especialistas de la Universidad de Pensilvania anunciaron que su página web “OncoLink en español” cuadruplicó el número de usuarios únicos en doce meses.

En menos de una década el ciberespacio se ha transformado en una especie de nuevo médico de cabecera, al que muchos suelen acudir para consultar por síntomas, exámenes y tratamientos. Basta colocar un par de palabras en el buscador para que se desplieguen cientos de páginas, que incluyen desde rigurosas publicaciones médicas hasta artículos noticiosos, tanto de medicina tradicional como alternativa.

El doctor Raúl Cabrera, dermatólogo de Clínica Alemana, ha constatado esta realidad en su trabajo diario. “Internet ha generado un cambio en el paciente, quien ahora llega a la consulta más informado y con más preguntas, buscando respuestas que lo satisfagan. Con esto se acaba la medicina paternalista, donde toda la emisión de información era dada por el médico y el paciente era sólo un receptor pasivo”, afirma.

Agrega que, generalmente, son los adultos jóvenes y profesionales quienes están más documentados sobre sus patologías. “Esto contribuye a la relación médico-paciente, ya que el diálogo es más fluido y de mejor nivel. Por eso, yo estoy convencido de que si es bien usada, Internet es una herramienta potente y beneficiosa, que enriquece la consulta”, asegura.
La clave es saber dónde buscar
En materia de salud, Internet ofrece muchos beneficios, pero también plantea algunos problemas. Como es imposible efectuar un control de calidad de lo que se sube a la red, muchas páginas están repletas de

imprecisiones e información errónea. Esta situación impone serios desafíos tanto a los profesionales que difunden material científico como al usuario, quien debe educarse en la búsqueda de información, averiguando previamente cuáles son los portales confiables.

En este sentido, el doctor Arturo Ayala, médico internista de Clínica Alemana, considera que si se busca en los sitios adecuados, Internet puede ser un gran aliado. “La web puede ayudar a mejorar la comprensión de los pacientes sobre ciertas enfermedades, pero para ello es importante saber dónde buscar. Por eso, muchas veces les doy direcciones en Internet donde puedan encontrar información fidedigna. Creo que si se realiza una búsqueda adecuada, la red puede ser un medio facilitador para mejorar la comunicación médico-paciente”, asegura el especialista.

Una buena forma de elegir sitios web con información veraz y confiable es prefiriendo aquellos portales que pertenecen a centros de investigación de destacada trayectoria, universidades e instituciones de salud prestigiosas, revistas médicas que cuenten con reconocimiento en el medio y otros sitios avalados por la calidad de sus autores. De hecho, todos los artículos publicados en el sitio web de Clínica Alemana tienen como fuente a médicos de la institución. Este es uno de los elementos que garantizan la calidad de la información que se entrega, característica que ha transformado a esta página web en una de las más visitadas del país al momento de buscar información de salud.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Actualidad Médica.




Deja un comentario