Colonoscopía: Altamente eficaz en la detección del cáncer de colon


El cáncer de colon y recto es la tercera causa de muerte por cáncer del aparato digestivo en el país, y cobra anualmente la vida de más de mil personas, según cifras del Ministerio de Salud. Muchas de estas muertes podrían prevenirse si la población con mayor riesgo se realizara un chequeo preventivo, de manera de detectar la enfermedad a tiempo, lo que aumenta las posibilidades de tratarla con éxito.

El principal examen que se utiliza para diagnosticar esta patología es la colonoscopía, un procedimiento mínimamente invasivo e indoloro que permite explorar la mucosa del intestino grueso. Para realizarlo se introduce una sonda flexible a través del recto, con una cámara en miniatura en su extremo. De esta forma, el médico puede ver en forma directa cualquier anomalía.

Algunas lesiones pueden tratarse parcial o totalmente durante el mismo examen, como un pólipo, y otras pueden ser estudiadas por medio de la toma de una muestra de tejido (biopsia), para luego ser analizada por el patólogo.

Para evitar molestias, se utilizan medicamentos endovenosos que sedan al paciente. El procedimiento toma entre 20 minutos y una hora de acuerdo a la complejidad del caso y de los hallazgos.

Previo al procedimiento, el paciente recibe una serie de indicaciones, como por ejemplo comenzar una dieta de alimentos líquidos y blandos tres días antes del examen.
En los últimos años, la colonoscopía ha ganado popularidad por presentar un bajo porcentaje de complicaciones, y una mejor aceptación por parte de los pacientes.

¿Quiénes deben realizarse una colonoscopía?
Hay personas con más riesgo de desarrollar este tipo de cáncer, como aquellas que tienen síntomas y signos que pueden deberse a enfermedades que alteran el colon, como hemorragias, anemia, diarrea crónica o aguda, mucosidad en deposiciones, baja de peso, masa abdominal y obstrucción intestinal.

También es aconsejable efectuar este examen para evaluar a un paciente que ha tenido diverticulitis aguda, y cuando existe sospecha de enfermedad inflamatoria intestinal, colitis ulcerosa o enfermedad de Crohn, entre otras.

El doctor Roque Sáenz, gastroenterólogo del Departamento de Enfermedades Digestivas de Clínica Alemana, explica que también es recomendable que se realicen una colonoscopía, los mayores de 50 años, personas con antecedentes familiares de cáncer de colon, poliposis o enfermedades asociadas. Asimismo, se indica en pacientes con más de ocho años de enfermedad inflamatoria intestinal del colon u operados y tratados de cáncer de colon, entre otros.

El programa preventivo elaborado por Clínica Alemana para este Mes del Colon está focalizado precisamente en el grupo de mayor riesgo y consiste en una consulta con un especialista y una colonoscopía total, a valores preferenciales. Además, existe un descuento especial en caso de ser necesaria una biopsia.
“El examen preventivo de cáncer de colon detecta lesiones premalignas y evita el desarrollo de esta enfermedad”, asegura el doctor Sáenz.

El Departamento de Enfermedades Digestivas de Clínica Alemana es reconocido internacionalmente por su experiencia en esta área. Es más, está certificado por la Organización Mundial de Endoscopia Digestiva (OMED) como el primer centro de entrenamiento en técnicas de endoscopía avanzada.

Aquí se realizan alrededor de 350 colonoscopías al mes, efectuadas por prestigiosos especialistas y con tecnología que proyecta imágenes de alta definición, lo que permite visualizar detalles o cambios en la mucosa que con los equipos tradicionales no son detectados.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Exámenes y Equipo Médico.




Deja un comentario