Cómo mantener el peso en vacaciones


Llegaron las ansiadas vacaciones de verano, un periodo en que los horarios de las comidas se hacen más flexibles y hay más posibilidades de comer alimentos con altos índices de grasa. Sin embargo, con simples recomendaciones este puede ser un buen momento para mantener una dieta equilibrada.

Patricia Rodríguez, nutricionista de Clínica Alemana, explica que la idea es, de forma sana y entretenida, dar preferencia a las frutas y verduras, y moderar el consumo de grasas y carbohidratos.

Es frecuente que al levantarse más tarde, muchas personas no desayunen, ¿es correcta esta conducta?
No, nunca hay que saltarse las comidas. En vacaciones el desayuno puede adaptarse y hacerlo más tarde, pero no dejarse de hacer, ya que es una de las comidas fundamentales.

Asimismo, es importante que sea lo más completo posible, es decir, debe consistir en un lácteo, fruta, cereal o pan integral.

¿Qué alimentos aprovechar en esta temporada?
Diariamente, se debe comer un plato grande con verduras frescas. También aprovechar de hacer los guisos con verduras cocidas y al wok.
¿Es bueno saltarse el almuerzo por estar en la playa y después comer todo al regresar a casa?
No. Si a la hora de almuerzo se estará en la playa, lago u otro lugar, se puede llevar sándwich de pan integral con verduras como lechuga, tomate y pepino, entre otros, pero en ningún caso saltarse esta comida.

¿Hasta qué hora es conveniente comer?
Entre 30 minutos y una hora antes de ir a dormir. En ese lapsus se recomienda realizar alguna actividad física como caminar por la casa o subir y bajar escaleras.

Para evitar comer hasta tarde, se recomienda no comer en la cama, ni quedarse comiendo a deshora. Sin embargo, en las vacaciones es frecuente quedarse conversando o jugando cartas en la noche, para estos momentos en que el “picoteo” se hace indispensable es recomendable preparar fruta y/o palitos de verdura, y evitar las frituras como papas fritas y los alimentos calóricos como quesos.

¿Los niños deben mantener su rutina de comida?
Sí, con mayor razón. Como a los niños muchas veces no les gustan las verduras, ésta es una buena instancia para prepararles comidas llenas de colores con los vegetales de la estación. Para esto se puede hacer las horas de comida más divertidas para los pequeños, como por ejemplo, comer en otros lugares de la casa para romper la rutina y hacer un picnic.

Asimismo, si salen de la casa, los niños siempre quieren que les compren golosinas o helados, no está mal hacerlo una vez al día, tres veces a la semana. Sin embargo, es importante planificar las salidas y llevarles una colación con el yogurt, cereales o fruta que más les guste para no andar comiendo golosinas siempre.
¿Es necesario tomar más agua en verano?
Sí, absolutamente, ya que hay una mayor evaporación de agua, y muchas veces el organismo regula esta merma automáticamente. Sin embargo, no siempre es así y es por eso que es fundamental estar constantemente tomando agua para hidratarse.

No existe una cantidad específica de líquido recomendada, eso varía en cada persona, pero lo ideal es beber entre dos y dos litros y medio diariamente.

¿Qué ejercicios se recomienda realizar?
En general, actividades de tipo aeróbicos como caminar, andar en bicicleta o jugar paletas. Esto combinado con movimientos de fortalecimiento muscular. La idea es aprovechar de realizar ejercicios al aire libre, idealmente, temprano antes de las 10 de la mañana o en la tarde cuando hace menos calor.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Nutrición y Dietética.




Deja un comentario