Complicaciones mecánicas de OMEC


Falla de la membrana
La falla de la membrana se caracteriza por retención de dióxido de carbono y descenso de la oxigenación. Tanto la condensación de agua como la formación de un coágulo de fibrina pueden obstruir la capacidad de la membrana para realizar el intercambio gaseoso por difusión. Además, la membrana no debe someterse a presiones de salida demasiado altas, de acuerdo con la velocidad de flujo y el tamaño de la cánula arterial. La formación de vapor de agua proveniente del puerto de salida de gas en la membrana, junto con un aumento de la Pco2 de la bomba, pueden ser los primeros signos de falla inminente de la membrana por la condensación de agua y debe tratarse como una urgencia. De igual forma, el consumo progresivo de los factores de coagulación, incluidas las plaquetas, indica que tal vez sea necesario cambiar la membrana, si la OMEC aún es indispensable.
Rotura de la manguera
La rotura de la manguera era más frecuente cuando se empleaban mangueras de cloruro de polivinilo. Las mangueras de los circuitos modernos ya se modificaron para obtener una mayor durabilidad y mejores características de fatiga, lo que hace que la rotura de la manguera sea poco frecuente. Esta puede romperse cuando la presión de oclusión del rodillo es demasiado alta; por lo tanto, es preciso inspeccionar el circuito con cuidado durante todo el curso de derivación. Además, deben asegurarse las conexiones del circuito y reponerlas cuando estén rotas o defectuosas. En caso de rotura de las mangueras, la bomba se apaga de inmediato y el lactante se retira de la derivación hasta que se instalen nuevas mangueras y rodillo de la bomba.
Retiro accidental de la cánula
La fijación segura de las cánulas en su sitio y la supervisión estrecha del área alrededor de la cabeza del paciente previenen el retiro accidental de las cánulas. El desalojo inesperado de la cánula es una urgencia quirúrgica y debe aplicarse presión de inmediato sobre la herida del cuello. El lactante se retira de inmediato de la derivación y se aumentan los ajustes del ventilador convencional. Este accidente conlleva una pérdida importante de sangre y debe obtenerse sangre de respaldo. La incisión del cuello se explora nuevamente para prevenir una hemorragia adicional, reponer las cánulas y restablecer la derivación.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Pediatría.




Deja un comentario