COMPOSICION DE LAS SOLUCIONES PARENTERALES en los recién nacidos


Por lo general, los recién nacidos se mantienen con una solución de glucosa y electrólitos (p. ej., glucosa al 10%, salina normal y 20 meq de KC1 en cada litro) a ritmo de mantenimiento (120 ml/kg/día durante el pri-
mer día de vida extrauterina, 100 ml/kg/día el segundo día) y luego se inicia la NP 48 horas después del nacimiento. El neonato pequeño es un poco intolerante a las grandes cantidades de glucosa o aminoácidos durante los primeros dos o tres días de vida. Las concentraciones de glucosa casi siempre se inician en 10 a 12.5% y se aumentan lentamente cada día hasta llegar
a 20 o 25%. En general, el recién nacido pequeño tiene reservas limitadas de glucógeno, por lo que necesita un mantenimiento aproximado de 8 mg/kg/min de glucosa. El suministro de glucosa en el recién nacido casi nunca es superior a 12 o 15 mg/kg/min. La administración de aminoácidos se inicia con 0.5 a 1.0 g/kg/día y la dosis se aumenta en incrementos de 0.5 a 1.0 g/kg/día hasta un objetivo máximo de 2.5 a 3.0 g/kg/día, lo que parece el límite ideal para la mayoría de los recién nacidos. Los niveles mucho mayores elevan el nivel de nitrógeno ureico en sangre y producen aminoaciduria. La administración de lípidos se inicia con 0.5 a 1 g/kg/ día y se aumenta también hasta un total de 3.9 g/kg/ día. Los niños casi siempre toleran bien esta cantidad de lípidos. A esta solución de NP se agregan las cantidades estándar de electrólitos, elementos traza y vitaminas (cuadro 2-5). Además, también puede añadirse heparina a la solución en concentración de 0.5 U/ml.
La adición de heparina es benéfica porque reduce los fenómenos trombóticos, aunque es probable que interfiera con la absorción de medicamentos.95,96 Es probable que los neonatos no sean capaces de metabolizar bien los lípidos si se agregan grandes cantidades de heparina a la solución de NP, aunque en general la heparina permite una mejor utilización de los lípidos.97 Más aún, el uso de lípidos en lactantes con hiperbilirrubinemia indirecta ya no se considera una contraindicación97 y pueden agregarse medicamentos como los bloqueadores HZ a la solución de NP. El cuadro 2-1 muestra los objetivos nutricionales para el aporte energético total.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Nutrición y Dietética, Pediatría.




Deja un comentario