Contusion después de una lesión en la cabeza de un niño


Es frecuente observar contusiones cerebrales en casos de traumatismo pediátrico y representan áreas del cerebro lesionadas durante la lesión primaria o cuando se fuerza el cerebro sobre las protuberancias óseas de la base del cráneo como resultado de fuerzas de aceleración y desaceleración. Los sitios más comunes incluyen los polos temporal, frontal y occipita1.
Las contusiones que se presentan a nivel clínico durante la segunda fase de la lesión dan lugar a una declinación neurológica secundaria al efecto de masa, edema o hemorragia en evolución. Los hallazgos radiológicos característicos en la TC son áreas focales hiperdensas, rodeadas por zonas de hipodensidad. Las contusiones pueden crecer o coalescer con el tiempo. En estos casos, rara vez se requiere descompresión quirúrgica pero debe considerarse cuando existe la amenaza de un efecto de masa o herniación importante. El resultado funcional final en contusiones cerebrales suele ser favorable pero puede depender de la localización de la lesión y tal vez complicarse por secuelas de otras lesiones.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Pediatría.




Deja un comentario