CUERPOS EXTRAÑOS en los recién nacidos


La proclividad de los lactantes y niños a llevarse todo tipo de cuerpos extraños a su boca, nariz y oídos hace a menudo necesaria la extracción quirúrgica. Las complicaciones de los cuerpos extraños en la vía respiratoria, intestino y tejido blando pueden ser letales. El temor y la urgencia real de una vía obstruida o la infección grave ocasionada por una perforación visceral o un cuerpo extraño en el tejido blando se recuerdan durante mucho tiempo. Aunque muchos médicos están interesados en la extracción de cuerpos extraños, la opinión de los autores es que es mejor que el niño reciba el tratamiento de un cirujano con entrenamiento y experiencia en operaciones del tórax o abdomen en niños, cuando sea necesario. Nunca puede subestimarse el beneficio de un centro infantil con el equipo moderno y anestesia pediátrica disponible de inmediato.
El desarrollo de los endoscopios flexibles de diámetro pequeño permitió a los especialistas médicos tener acceso al esófago y la vía respiratoria en el paciente consciente y el sedado. A su vez, esto condujo a sugerir que los cuerpos extraños en estas estructuras podían eliminarse en forma efectiva y a bajo costo.’ Las complejidades de algunos cuerpos extraños y la reacción tistrlar que se produce por su presencia imposibilitan con frecuencia la extracción bajo sedación consciente. El resultado final de esta práctica es que un procedimiento que pretendía ser sencillo se convierte en cuestión de endoscopia por dos especialistas diferentes. Esto no sólo aumenta el costo, sino también los riesgos para el paciente. El desalojo de un cuerpo extraño que obstruyó un bronquio hacia una posición en la que obstruye la glotis puede ser desastroso.
Los antecedentes que sugieren la posibilidad de un cuerpo extraño obligan a realizar el método diagnóstico más efectivo y seguro y a extraer el cuerpo extraño. Los anestésicos tópicos y la sedación no controlan la ansiedad y los reflejos defensivos exagerados de los niños que se someten a procedimientos endoscópicos complicados y tal vez prolongados. En los niños pequeños, los endoscopios que permiten la ventilación, aspiración de secreciones, acceso para pinzas de extracción y acceso para luz e instrumento visual son rígidos. El lugar adecuado es el quirófano; el equipo apropiado consiste en anestesiólogo, cirujano y personal de enfermería familiarizado con las dificultades del procedimiento y el equipo. Es necesario demostrar el buen funcionamiento del equipo y debe comprobarse que los instrumentos para la extracción quepan por la vaina. El principio clave consiste en prepararse para un posible desastre y prevenirlo. La endoscopia rígida proporciona el mejor control de la vía respiratoria y un canal para la extracción segura de los cuerpos extraños respiratorios y esofágicos.
Han pasado casi dos siglos desde que Bozzini utilizaba en 1806 una vela como fuente luminosa para extraer cuerpos extraños de la vía respiratoria.’ Ya pasaron más de 60 años desde que Chevalier Jackson (1936) no abría su caja negra de instrumentos hasta que la habitación se había oscurecido lo suficiente para que no fuera posible copiar las herramientas que había inventado (B. Blades, comunicación personal).
La seguridad de la ventilación y en particular la visibilidad de los instrumentos modernos mejoraron notablemente con el desarrollo de un sistema integral de endoscopia pediátrica desarrollado por Karl Storz.3 Este sistema introdujo cuatro ventajas principales que redujeron los riesgos de la endoscopia pediátrica. La primera y más ingeniosa fue el sistema de magnificación de Harold Hopkins, el cual revertía la función del aire y el vidrio dentro del telescopio. Los espacios aéreos convexos entre las barras de vidrio proporcionaban la magnificación necesaria e intensificaban la segunda mejora, la transmisión de la luz, hasta el final del telescopio y de regreso al explorador. La tercera mejora fue el canal separado para la administración de oxígeno y gases anestésicos. Esta característica de seguridad es todavía una de las más importantes del equipo moderno para endoscopia. La cuarta mejora fue el desarrollo de pinzas miniaturizadas que se construyeron dentro del portador telescópico. Estos cuatro desarrollos se convirtieron en características que hacen de la extracción actual de un cuerpo extraño un fenómeno más controlado que antes de su aplicación.
Aunque hay endoscopios flexibles de fibra óptica tan pequeños como de 1.7 mm para que pasen por una cánula endotraqueal o para endoscopia diagnóstica en el paciente despierto, no es posible ventilar o manipu-
lar instrumentos con estos aparatos. El endoscopio rígido de menor diámetro que contiene un canal para trabajo y uno de ventilación es la vaina de 3.5 mm a través de la cual puede pasarse un telescopio de 1.9 mm al mismo tiempo que se deja espacio suficiente para la ventilación.’ Este instrumento pasa por la glotis de casi cualquier lactante de término. En los recién nacidos cuya vía respiratoria no permita el paso de esta vaina, puede usarse el telescopio rígido sin cubierta para visualizar los cuerpos extraños, aunque el cirujano debe ser muy cuidadoso para evitar flexionar el telescopio, lo cual destruiría sus características ópticas para siempre. Aunque los instrumentos están fabricados para eli-minar el empañamiento de la lente por el flujo del aire, la forma más sencilla de evitarlo es aplicar un agente antiempañante antes de la inserción (fig. 12-1).
Los instrumentos delicados e intrincados que se desarrollaron para sujetar cuerpos extraños u obtener tejidos para biopsia son una parte muy importante del armamento del endoscopista (fig. 12-2). Este conjunto de instrumentos permite la extracción de cuerpos extraños tan duros como el vidrio o tan blandos y pastosos como el papel. Los elementos ópticos de este instrumento permiten al cirujano manipular el aparato de sujeción para hacer contacto con el cuerpo extraño sin empujarlo en sentido distal. Algunas veces, el endoscopista con experiencia utiliza catéteres vasculares con globo, sondas urológicas e instrumentos diseñados para extraer cálculos uretrales durante la extracción de cuerpos extraños.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Pediatría.




Deja un comentario