CUIDADOS GENERALES Y PRIMEROS AUXILIOS para mordedura de serpiente en los recién nacidos


Los cuidados generales para la víctima con mordedura de una serpiente que se sospecha venenosa deben iniciar con el traslado rápido a una institución médica adecuada. El sujeto debe mantenerse tranquilo y lo más inmóvil posible. Esta medida sencilla de primeros auxilios es la mejor atención y la más segura fuera del hospital. Aunque los escritos acerca de incisión y succión se remontan a miles de años atrás, esta práctica es insuficiente para extraer el veneno y puede ocasionar más lesión o mayor riesgo de infección que dejar intacta la herida. Los torniquetes no ayudan a impedir que el veneno se disemine y pueden provocar más daño por el compromiso vascular si se ajustan demasiado. La restricción del movimiento y actividad muscular es más efectiva que un torniquete para prevenir la diseminación del veneno. El enfriamiento local con paquetes de hielo no está indicado. Si se practica la incisión en la herida muy poco después de la mordedura puede eliminarse el veneno, pero sólo se requiere en raras ocasiones. Es más probable que la excisión en el campo por manos inexpertas cause más problemas que beneficios.
Todos los individuos mordidos por serpientes deben recibir tratamiento contra tétanos según los lineamientos mencionados antes. Las mordeduras de serpientes no requieren antibióticos. Sin embargo, muchos médicos que atienden a víctimas de víboras venenosas recomiendan cobertura antibiótica; la ampicilina o la cefalotina son opciones adecuadas.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Pediatría.




Deja un comentario