Desgarro muscular: Una herida interna


Frecuentes son los desgarros musculares entre los deportistas de alto rendimiento. Sin embargo, estos afectan con más frecuencia a quienes sólo practican actividades físicas en algunas ocasiones, por lo que es importante tener en cuenta qué hacer frente a esta situación.

El desgarro muscular se presenta con dolor local muy intenso, tipo tirón, que se exacerba con un mínimo movimiento, impotencia funcional de la región afectada e inflamación. Un desgarro es una rotura de fibras musculares, ya sea por los mecanismos de contusión o de distensión.

Habitualmente, cuando se produce por contusión, es decir, por un golpe en la masa muscular se provoca una rotura irregular en el músculo, el que puede ser en distintos segmentos y de diferentes tamaños. En este caso, los desgarros no pueden prevenirse porque se producen por hechos puntuales durante la práctica de deportes de contacto como el fútbol o el rugby.

Desgarro muscular: Una herida interna Medicina Deportiva

En tanto, el desgarro muscular que se produce por distensión o tensión es el típico “tirón” que da al correr, éste ocurre con más frecuencia en el cuadriceps por cara anterior del muslo o en el isquiotibial, que es la parte posterior.

La mejor forma de prevenirlo es manteniendo una buena capacidad física, realizando un buen calentamiento antes de hacer ejercicio y al finalizar efectuar una elongación post-actividad física. El calentamiento debe incluir ejercicios aeróbicos y principalmente mucho trabajo de elongación.

Para realizar el diagnóstico del desgarro muscular, aparte de la sospecha clínica, el mejor método para detectar esta lesión es la ecotomografía, ya que puede distinguir distintos grados de lesión de un músculo

Existen distintos niveles o grados de lesión muscular. En ocasiones puede tratarse de una simple contractura, que no incluye rotura de fibras sino solamente un acortamiento de éstas; también puede producirse edema, que es líquido alrededor de la zona dañada del músculo o de roturas fibrilares, con o sin hematomas.

Es muy importante para un correcto diagnóstico que el radiólogo debe tener experiencia en lesiones músculo esqueléticas, ya que el diagnóstico de una lesión muscular no es fácil, especialmente, si es pequeña.

¿Qué hacer?

El tratamiento, por lo general, depende del tipo de lesión y de la magnitud de ésta. La mayoría de los desgarros musculares es posible solucionarlos con reposo relativo, antiinflamatorios, analgésicos y relajante musculares. Aunque, actualmente, se utilizan menos los antiinflamatorios porque se ha comprobado que retrasan la reparación de la lesión muscular. Es muy importante hacer un buen tratamiento de fisioterapia y kinesiterapia con un buen manejo de la lesión, para así lograr que la cicatriz residual sea lo más pequeña posible y predomine la regeneración muscular.

Otro de los tratamientos alternativos para desgarros de gran magnitud en uso en Clínica Alemana son los factores de crecimiento, los que se obtienen de la sangre del mismo paciente. Para esto, se obtiene una muestra de sangre del paciente, se centrifuga y se aíslan las plaquetas contienen los factores de crecimiento. Posteriormente, éstas se inyectan en el sitio del desgarro previa aspiración del hematoma bajo ecotomografía. Este procedimiento busca que la reparación ocurra en forma más rápida, ya que aceleran la reparación muscular.

Es importante consultar a un especialista siempre que se produzca un desgarro, por muy pequeño que sea, ya que así se logra una cicatriz más pequeña y se evitan secuelas a futuro.

Es fundamental también dentro de la prevención de estas lesiones, mantener un adecuado balance de la fuerza y de la flexibilidad muscular, las que se pueden evaluar en forma objetiva a través de exámenes de evaluación isocinética y de flexibilidad.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Medicina Deportiva.




2 Responses to “Desgarro muscular: Una herida interna”

  1. mauricio antinio cabrera peralta Dice:

    buena chebere me alludo en la tarea y me sake un 7+++


  2. july Dice:

    yo tuve una caida y el golpe fue en medio de las piernas y senti un estiron en la parte derecha del estomago..al principio se me hicieron ematomas muy furtes casi negras y en el estomago me latia muy fuerte con el tiempo eso se fue agrandando q ahora estoy casi imposobilitada no puedo hacer mucho movimiento es mas casi ni caminar y los sintomas es mucho dolor inflamacion,ardor,comezon y a veces temperatura en la parte afectada..alguien me puede ayudar aver q es lo q paso.(cuando hago el esfuerzo de caminar al poco tiempo no puedo aplanar los talones para seguir caminando)


Deja un comentario