Electrolitos: Es indispensable mantener su equilibrio al hacer ejercicio


El 60% del cuerpo está constituido por agua, la que se pierde por vía renal, digestiva, pulmonar (respiración) o cutánea, como ocurre en la sudoración. Pero, no es sólo líquido lo que se elimina, sino también electrolitos que deben estar en equilibrio en el organismo, ya que controlan importantes procesos de equilibrio intra y extra celulares, y la función muscular, entre otros procesos importantes.

Al hacer actividad física, el cuerpo transpira para lograr mantener una temperatura corporal adecuada. Pero, cuando es muy intensa, es necesario restituir los electrolitos con bebidas especiales. La doctora María Adriana Undurraga, nefróloga de Clínica Alemana, explica la relación de estos minerales con el ejercicio.

¿Qué son los electrolitos?
Los electrolitos son sales ácidos o bases que se encuentran en nuestro organismo disueltos en agua en distintos compartimentos: intracelular y extracelular. Los más importantes para mantener el balance necesario, son el sodio, potasio, cloro, calcio, magnesio, bicarbonato y fosfato.

¿Cuál es la relación de los electrolitos con la cantidad de agua presente en el organismo?
El sodio es el principal responsable del líquido del compartimento extracelular, mientras el potasio lo es del intracelular. Los electrolitos mantienen nuestro cuerpo con la hidratación adecuada, regulan el pH sanguíneo y permiten que nuestros músculos, el sistema nervioso y el resto de los sistemas funcionen adecuadamente.

¿La mayor vía de pérdida de agua es la sudoración?
El riñón es el principal responsable de mantener un balance adecuado de agua y electrolitos en el organismo a través de la diuresis. En promedio, las pérdidas de agua diarias a través de la orina, la respiración, las deposiciones y la sudoración llegan a los 2.500 cc. al día en una persona que no realiza actividad física importante. La retención o pérdida de agua y electrolitos es variable y están reguladas por sistemas hormonales como la aldosterona y la vasopresina.

¿Cuál es la relación de la concentración de electrolitos y el ejercicio?
La actividad física produce sudoración importante con el fin de mantener la temperatura corporal cerca de los 37° C. Un atleta de alta competencia puede llegar a perder uno o más litros por hora de sudor, que está compuesto de agua y electrolitos, pero esto es necesario para eliminar el elevado calor producido por el ejercicio intenso, lo que permite seguir con la actividad y conseguir un buen rendimiento. La pérdida excesiva de estos elementos produce desbalance en los distintos compartimentos intra y extracelulares, lo que se va a manifestar con síntomas como fatiga, disminución de fuerza muscular, mareos e incluso colapso circulatorio.
¿Hay condiciones geográficas y ambientales que aumenten la cantidad de agua y minerales eliminados mientras se hace ejercicio?
El ejercicio prolongado al aire libre y con altas temperaturas puede llevar a una deshidratación importante.

Una vez que la persona va haciendo más y más ejercicio y mejorando así su condición física, ¿debería eliminar menos electrolitos?
No, la persona entrenada aprende a hidratarse de acuerdo a sus necesidades particulares, tomando en cuenta el porcentaje de peso perdido según el tipo y duración del entrenamiento y reponiéndolo según las pérdidas calculadas.

¿Cómo evitar esta pérdida?
En general, una persona que entrena en un gimnasio por menos de dos horas, no requiere hidratación especial y basta guiarse por su sed y tomar agua pura según la necesidad. Sin embargo, los atletas cuyos entrenamientos son prolongados e intensos, pierden electrolitos y agua en forma importante y deben reponerlos con soluciones isotónicas o hipotónicas que aportan carbohidratos y electrolitos de rápida absorción a nivel intestinal. No deben confundirse las bebidas energéticas que tienen la finalidad de aumentar el estado de alerta y que son ricas en hidratos de carbono y cafeína, con las deportivas que tienen como finalidad reponer el agua, electrolitos y glucosa perdidos durante el ejercicio prolongado.

¿Los deportistas resisten más?
Pueden tolerar mejor las pérdidas de agua, pero eso no quiere decir que puedan ingerir menos cantidades de agua en comparación con los individuos no entrenados.

¿Hay que consumirlos antes, durante o después del ejercicio?
Con actividad física moderada, se recomienda comenzar el ejercicio ya hidratado e ir reponiendo el líquido según la sed. En maratones es importante hidratarse antes, durante el ejercicio (sorbos cada 15 a 20 minutos) y después de haberlo terminado, guiándose por el porcentaje de pérdida de peso corporal obtenido.

¿Qué puede pasar si estas recomendaciones no se respetan?
La verdad es que actualmente, se le teme más a la intoxicación acuosa que a la deshidratación. Se han reportado numerosos casos en la literatura de sobrehidratación con agua pura (tres o más litros en pocos minutos) que causa hiponatremia (desbalance de sodio y agua en el compartimento extracelular), lo que puede llevar a un compromiso de conciencia y colapso circulatorio.
¿Qué consecuencias tiene?
En casos de intoxicación acuosa, se produce hipotensión, edema celular y cerebral que pueden manifestarse como mareos, náuseas, síndrome confusional (delirio) y convulsiones. Ante la sospecha de deshidratación o intoxicación acuosa (secundaria a rehidratación con agua sin electrolitos) es conveniente acudir a Urgencia para ser evaluado clínicamente y con exámenes de laboratorio, con muestras de sangre y orina.

¿Qué condiciones médicas aumentan esta pérdida?
La fiebre, vómitos y diarrea son condiciones de pérdidas exageradas de agua y electrolitos, y pueden descompensar al atleta fácilmente.

¿Hay personas que necesiten mas cuidados al respecto?
Los lactantes y ancianos cuyos mecanismos de regulación son más lábiles (débiles); personas con trastornos alimentarios (bulimia y anorexia), con uso de diuréticos y laxantes, y personas con falla renal, entre otras.Pérdida de peso corporal (en porcentaje) Síntomas
2 – 4 Sed y malestar general
4 – 6 Piel sonrojada, sensación de hormigueo en los brazos, espalda y cuello, pérdida de fuerza muscular e impaciencia
6 – 8 Dolor de cabeza, mareos, respiración corta y problemas para hablar
8 – 12 Delirio, inflamación de la lengua y espasmos
12 – 15 Lengua seca, visión borrosa, ojos hundidos e inhabilidad para tragar
15 – 20 Dificultad para orinar, piel seca, párpados rígidos, sordera

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Medicamentos.




2 Responses to “Electrolitos: Es indispensable mantener su equilibrio al hacer ejercicio”

  1. lia Dice:

    hola sra. Maria mi esposo tiene lupus renal y tiene 26 años.el esta com albulimia baja y los elcrolotio altos como puede baor likido de su cuerpo envieme el metodo como puede convatir su emfermedad garcias me estare cominicando con usted gracias .


  2. marianrun Dice:

    Muy buena la información, para lo que estaba buscando, que es para manejar un trabajo donde la gente trabajará con altas temperaturas, y donde la hidratación es fundamental, gracias por la información


Deja un comentario