Endometriosis: Dolor en el periodo menstrual


Desde que las mujeres tienen su primera menstruación (menarquia) están expuestas a sufrir de dolor abdominal, lumbar o pélvico, síntomas frecuentes de la endometriosis, una enfermedad que no hace diferencias y puede afectarlas por igual durante su edad fértil.

El origen de esta patología no ha sido aún determinado con certeza. La endometriosis consiste en la aparición de implantes de tejido endometrial fuera de la cavidad uterina, debido a una falla en el sistema inmunológico, responsable de eliminar las células endometriales que llegan a la pelvis por flujo retrógrado a través de las trompas durante la menstruación.

Asimismo, esta enfermedad puede aparecer en los ovarios, y en estos casos se le conoce como endometriomas. También, aunque menos frecuente, existe en el tabique recto-vaginal.

La endometrosis se manifiesta con dismenorrea, dolor pélvico durante la menstruación de carácter progresivo, cuya intensidad no está siempre relacionada con el grado de la enfermedad. Asimismo, puede asociarse a dispareunia, dolor que aparece durante las relaciones sexuales.

Endometriosis: Dolor en el periodo menstrual Ginecología

En casos severos las mujeres con endometriosis pueden sufrir trastornos intestinales como diarrea, estreñimiento y dolor al defecar. La infertilidad es uno de los motivos de consulta de esta enfermedad.

Cuando la mujer padece uno o varios de estos síntomas, sobre todo si hay dolor intenso durante la menstruación, debe consultar a un ginecólogo, quien realizará un examen. Asimismo, se debe efectuar una ecografía ginecológica, lo que permite detectar la presencia de quistes ováricos endometriósicos. Por último, se debe hacer un procedimiento denominado laparoscopía, que permite tanto la detección como el tratamiento de esta enfermedad.

Existen distintos grados de endometriosis: mínima, leve, moderada y severa. Esta clasificación, establecida por la Asociación Americana de Fertilidad, se basa en los hallazgos de la laparoscopía.

Si se considera a todas las mujeres, la prevalencia de endometriosis oscila entre un 5 y 10%. Sin embargo, si se estudia sólo a las que tienen dolor pélvico ésta alcanza al 40%.

Tratamiento paliativo

Si bien no existe una cura para la endometriosis, en la actualidad se dispone de terapias hormonales y procedimientos quirúrgicos capaces de aliviar los síntomas de esta enfermedad. Es importante que el médico entregue la información adecuada para decidir cuál es la mejor opción para la paciente.

Entre los medicamentos que ayudan a aliviar el dolor están las píldoras para el control de la natalidad, antiinflamatorios, progesterona de depósito, danazol o un análogo de la hormona estimulante de gonadotropinas (Acetato de leuprolide). Estos medicamentos logran un alivio sintomático de la enfermedad al controlar el crecimiento del tejido endometrial.

Respecto de la cirugía, el método de elección es la laparoscopía que permite la resección de los implantes de tejido endometrial. Si los ovarios están comprometidos, se efectúa la extracción del quiste ovárico conservando el tejido sano. Sin embargo, estos procedimientos no garantizan que la endometriosis no reaparezca o que el dolor desaparezca por completo,

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Ginecología.




Deja un comentario