Examen secundario del niño traumatizado: Abdomen


Abdomen
El abdomen puede ser un sitio de hemorragia oculta importante. El niño deglute grandes cantidades de aire cuando está intranquilo, lo que puede ocasionar una distensión gástrica significativa. Lo anterior puede resultar en una disminución de la respiración efectiva y puede simular una lesión intraabdominal.
Primero se descomprime el abdomen del niño con una sonda nasogástrica, a menos que exista un traumatismo por arriba de las clavículas. En tal caso se introduce una sonda bucogástrica para evitar la rara posibilidad de introducir la sonda en el cráneo a través de una fractura de la placa cribiforme.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Pediatría.




Deja un comentario