Factores de crecimiento: Un tratamiento rápido y eficaz


“Cuando empecé con dolor en el codo y fui al doctor me infiltraron con corticoide y estuve un mes en reposo, el dolor no se terminaba y me deprimí. Además, como soy profesora de educación física estaba completamente invalidada. Sin embargo, cuando me trataron con los factores de crecimiento mi recuperación se aceleró y estoy igual de bien, es como si nada le hubiese ocurrido a mi cuerpo“, explica Mileidys Dávalos, paciente tratada en Clínica Alemana con esta alternativa.

Los factores de crecimiento son proteínas que se van uniendo a las distintas células para estimular la formación de diferentes tipos de tejidos. Estos grupos de moléculas proteicas no sólo estimulan el crecimiento, sino que poseen otras funciones importantes como mantener la supervivencia celular, iniciar la reproducción celular y estimular la migración de distintas células.

Desde 2005 se utilizan en Clínica Alemana factores de crecimiento para manejar diversos casos de ortopedia. “Hasta la fecha se ha tratado a un centenar de pacientes con excelentes resultados”, asegura el traumatólogo jefe del Servicio de Medicina Deportiva y Rehabilitación, doctor Fernando González.

Factores de crecimiento: Un tratamiento rápido y eficaz  Traumatología

Esta técnica de tratamiento consiste en extraer sangre al paciente -por ejemplo 50 cc.- y centrifugarla para separar el plasma, los glóbulos rojos y las plaquetas. El plasma rico en plaquetas es luego extraído y usado en o sobre el sitio de la herida o de la zona musculoesquelética a tratar.

“El coágulo de sangre es el centro de iniciación de la cicatrización de los tejidos blandos y la regeneración del hueso. Un coágulo de sangre obtenido de esta forma (PRP) contiene 95% de plaquetas, 4% de glóbulos rojos y 1% de glóbulos blancos. En cambio, un coágulo de sangre natural contiene 95% de glóbulos rojos, 5% de plaquetas y menos de 1% de glóbulos blancos”, explica el traumatólogo.

¿En qué casos se utiliza?

Las indicaciones de estos factores de crecimiento en ortopedia son para procedimientos que requieren regeneración de los tejidos del organismo. Por ejemplo, se utiliza en la reparación de ligamentos para favorecer una cicatrización más temprana, en reparaciones de meniscos para ayudar en la cicatrización de las suturas, en desgarros musculares y en las tendinopatías crónicas.

Cumplen también otras funciones en las artroplastías totales de cadera y rodilla, fusiones espinales, correcciones de escoliosis, fracturas, no uniones y defectos óseos, entre otras.

¿Qué beneficios implica este tratamiento en los huesos?

Los factores de crecimiento en la ortopedia permiten el inicio de la cascada de osteogénesis, es decir, un fortalecimiento de los huesos; además, favorecen una mayor velocidad de mineralización del colágeno en las reparaciones óseas y en los sitios de injerto, y promueven una integración más rápida.

El especialista asegura que este procedimiento puede hacerse en forma ambulatoria o en una sala de procedimientos en la consulta, pero requiere del material estéril y los kits especiales de cada preparado.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Traumatología.




Deja un comentario