FACTORES DE CRECIMIENTO Y NUTRIMENTOS ADICIONALES en los recién nacidos


La carnitina es necesaria para el transporte de los ácidos grasos de cadena larga al interior de la mitocondria. Aunque el hígado es capaz de sintetizar este factor, la carnitina se encuentra en la leche humana y las fórmulas de leche bovina. Se considera que el recién nacido, y en particular el prematuro, tal vez no sean capaces de producir la cantidad suficiente de carnitina.73 En la actualidad, es difícil establecer si debe administrarse el complemento de carnitina. En general, 5 a 10 mg/kg/día son suficientes para los recién nacidos y pacientes mayores con NPT crónica como dosis de mantenimiento.74
Los nucleótidos, que se basan en los compuestos originales de purinas y pirimidinas, son unidades estructurales necesarias para la síntesis de DNA y RNA. Los hallazgos de laboratorio sugieren que los nucleótidos son necesarios para la maduración y función normales de las células T. Se postuló la hipótesis de que el complemento de estas sustancias puede mejorar la función inmunológica y mantener el funcionamiento de la barrera gastrointestinal. El uso clínico de las fórmulas que contienen nucleótidos parece disminuir las complicaciones infecciosas posoperatorias.75-” No obstante, dado que las fórmulas usadas en estos estudios también contenían ácidos grasos omega 3, no queda clara la contribución relativa de los nucleótidos.
Existen diversos factores de crecimiento con efectos benéficos sobre el crecimiento intestinal y su ausencia impide el crecimiento normal de un organismo. Muchos de estos factores no se producen en cantidades suficientes durante la administración de nutrición parenteral, por lo que es necesario aportarlos con NPT. Algunos de estos factores se hallan en la leche humana y parecen tener una función relevante en la transición del intestino neonatal sostenido por la madre a la ab-sorción activa de nutrimentos. Además, la desnutrición se acompaña de niveles bajos de factor de crecimiento 1 similar a la insulina. Una posible aplicación de este factor es la prevención de pérdidas de proteínas durante un estado catabólico grave, como la sepsis o las lesiones por quemaduras, en cuyo caso no es posible compensar las enormes pérdidas proteicas con la administración de aminoácidos. Aun así, el factor de crecimiento 1 similar a la insulina puede inhibir la degradación de proteínas durante este tipo de lesiones y tiene una aplicabilidad clínica potencial muy amplia.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Pediatría.




Deja un comentario