Hemorragia subaracnoidea después de una lesión en la cabeza de un niño


La hemorragia subaracnoidea es la forma más común de hemorragia postraumática y ocurre después del daño de vasos pequeños en la superficie cortical, la hoz o la tienda. Esta forma de hemorragia no suele acompañarse de secuelas neurológicas clínicamente relevantes, aunque es posible que los pacientes desarrollen meningitis química y se quejen de cefaleas, fotofobia, rigidez de la nuca e inquietud. El tratamiento es conservador; casi todas las personas responden bien al acetaminofeno y en los casos más refractarios son útiles los corticosteroides.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Pediatría.




Deja un comentario