LESION URETERAL INFANTIL


Son raras las lesiones ureterales en niños. Las más de las veces es difícil identificarlas y se requiere un gran índice de sospecha. Es común el diagnóstico tardío y se acompaña de morbilidad importante.fi5 Muchas veces hay hematuria pero es posible que no se presente hasta en un tercio de los individuos con lesión uretera1.65•66 En ocasiones, el mecanismo de lesión sugiere la posibilidad de un traumatismo ureteral (p. ej., la trayectoria de una herida por arma de fuego). Es posible identificar la lesión ureteral en estudios de TC con reforzamiento de contraste. No obstante, casi siempre es necesario obtener un pielograma IV o un ureterograma retrógrado
Aunque es rara la alteración de la unión ureteropélvica, se observa más a menudo en niños que en adultos y puede acompañarse de anormalidades renales preexistentes. Por lo regular, el mecanismo es una lesión por desaceleración. Se afecta más comúnmente el lado derecho.
La identificación intraoperatoria de una lesión en el uréter puede ser difícil. Es frecuente que un hematoma cubra la zona lesionada y la palpación de la misma puede arrojar una falsa impresión. Es necesaria la inspección directa del uréter si se pretende reconocer alguna lesión en el mismo.la misma, el sitio en que ocurrió y la extensión del daño. Si está intacto el riñón es posible preservar la mayor parte de las unidades renales, incluso con una lesión ureteral considerable. Las anomalías ureterales proximales se desbridan y reconstruyen, sea mediante ureterocalicetomía o pieloplastia. Las lesiones del uréter medio pueden tratarse mediante resección, espatulación (formación en espátula de los extremos ureterales) y reanastomosis primaria. Cuando la longitud del segmento afectado no permite una reanastomosis, quizá sea necesario movilizar el riñón o poner un punto en el psoas para permitir la aproximación de los dos extremos. Pueden colocarse dobles fé-rulas en J a través del sitio de reparación. Las lesiones ureterales inferiores pueden tratarse mediante reimplantación ureteral simple. Se instalan drenes para aspiración cerrada. Otra alternativa en lesiones complejas o en las que se acompañan de otro traumatismo que pone en peligro la vida es la ligadura del uréter arriba del nivel de la herida, con una sonda de nefrostomía y reparación tardía.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Pediatría.




Deja un comentario