LESIONES DEL CUERO CABELLUDO después de una lesión en la cabeza de un niño


En casos de heridas de la cabeza en niños es frecuente observar lesiones del cuero cabelludo, que está constituido por cinco capas. De la más superficial a la profunda, estas capas comprenden piel, tejido subcutáneo, capa musculoaponeurótica que contiene la galea, capa areolar rica en venas emisarias y periostio. El cuero cabelludo también incluye un riego anastomótico denso. En consecuencia, incluso las laceraciones pequeñas pueden causar hemorragias profusas y posiblemente choque o hipotensión, en especial en lactantes.
Una vez que se descartan anormalidades craneales subyacentes, el tratamiento de lesiones del cuero cabelludo no suele ser complicado. Los hematomas subgaleales y los cefalohematomas rara vez requieren una intervención quirúrgica. Es necesario observar de cerca y sondear incluso las laceraciones pequeñas con el fin de no pasar por alto un cuerpo extraño o pruebas de una lesión cerebral penetrante. Las laceraciones simples se reaproximan siguiendo los principios quirúrgicos aceptados después de irrigarlas y desbridarlas. Casi todas las laceraciones pueden repararse mediante el cierre en una capa que incluya la galea. Las infecciones son raras tomando en cuenta el riego vascular extenso del cuero cabelludo, pero en heridas muy contaminadas quizá se requiera un cierre tardío.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Pediatría.




Deja un comentario