Lesiones eléctricas en recién nacidos


Las quemaduras eléctricas explican menos de 5% de las admisiones a la mayoría de las unidades para quemados. La energía o calor producido por el choque eléctrico es una función del voltaje, amperaje y tiempo. Los tejidos muy resistentes como la piel seca y el hueso generan altas temperaturas cuando se aplica un voltaje alto. Se observa necrosis muscular debido a la lesión por calor, lesión vascular difusa y tumefacción intensa dentro de los compartimientos del músculo fijo. La lesión vascular es un fenómeno progresivo y los aneurismas de la aorta se pueden desarrollar en forma tardía.
La lesión neurológica puede causar coma, convulsiones y neuropatía periférica. La discapacidad neurológica tardía puede deberse a oclusión vascular y desmielinización progresivas. Estas anormalidades pueden hacerse aparentes hasta dos años después de la lesión. También se han informado secuelas neurológicas después de lesiones por bajo voltaje.174 Pueden ocurrir necrosis ósea y fracturas por contracción tetánica de los músculos.
La corriente alterna de bajo voltaje puede causar fibrilación ventricular y paro cardiaco, así como tetania de los músculos de la respiración y sofocación. Se debe iniciar la reanimación cardiopulmonar vigorosa, ya que a menudo la reanimación de una lesión eléctrica es exitosa. La mayoría de las anomalías eléctricas en los niños es efecto de bajo voltaje y habitualmente ocurre en el hogar. No es necesario hospitalizar a personas con lesiones por bajo voltaje, si no hay anormalidades en el examen físico o los datos del laboratorio. La lesión más frecuente ocurre en la comisura bucal. Las altas temperaturas de la formación de arcos eléctricos ocasionan daño extenso.
Existe controversia acerca del mejor tratamiento para las lesiones en las comisuras, entre la reparación temprana o la tardía y entre la inmovilización o la omisión de ésta.184-188 Los autores adoptaron un abordaje conservador no quirúrgico para estas lesiones con excelentes resultados a largo plazo. Los pacientes con este problema se tratan en forma ambulatoria y nunca se ha producido una hemorragia significativa de la arteria labial. Hay otros profesionales que apoyan este abordaje.185 La lesión eléctrica por alto voltaje se manifiesta por un punto de entrada chamuscado y marmóreo y un punto de salida explosivo y devastador en el sitio en que hace tierra . Los valores de la mioglobinuria y las cifras elevadas de fosfocinasa de creatina indican una lesión profunda y potencialmente devastadora, muchas veces cubierta por piel viable.Se debe administrar por vía intravenosa solución de Ringer con lactato y establecer la diuresis a un nivel de al menos 1.5 a 2.0 ml/kg/h. Debido a los efectos nefrotóxicos de los productos del desdoblamiento de la mio-globina, se establece la diuresis con manitol y líquidos y se alcaliniza la orina.
Hay que valorar con cuidado los compartimientos musculares y practicar una fasciotomía temprana para prevenir un síndrome de compartimiento. Las lesiones por alto voltaje requieren desbridamiento frecuente de tejido necrótico, que puede ser progresivo. Puede usarse la gammagrafía con pirofosfato de estaño y tecnecio 99m para localizar las áreas de necrosis muscular.188 Las amputaciones pueden ser necesarias de manera temprana.179 Una vez que se desbridan adecuadamente estas heridas y se controlan la progresión de la trombosis vascular y la necrosis, las heridas abiertas se pueden cubrir con injertos de piel de grosor parcial y colgajos rotatorios y se posponen las transferencias hasta que todo esté bien cicatrizado.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Pediatría.




Deja un comentario