Mitos y verdades del sueño


Qué “mientras se duerme se crece”, que “es malo dormir de espalda” o que “la siesta es recomendable”, son algunas de las creencias que rondan al sueño y que han ido pasando de generación en generación.

Considerando que las personas están aproximadamente un tercio de sus vidas durmiendo, es pertinente preguntarse qué hay de cierto en estas ideas, sobre todo porque la caída de algunos mitos puede contribuir de manera importante a una mejor calidad del sueño.

A continuación la doctora Mónica González, neuróloga del Centro del Sueño de Clínica Alemana, explica qué es verdad y qué es falso en estas creencias que ‘duermen en el inconsciente colectivo.

– No es conveniente dormir de espalda
VERDAD: El hábito de dormir de espalda puede aumentar los problemas respiratorios que la persona tiene durante el sueño, como apnea obstructiva y roncopatía.

– La forma más recomendable para dormir es la posición fetal
VERDAD: Es una posición más cómoda y adoptada por un mayor porcentaje de la población.
– Es recomendable dormir siesta
MITO: Las siestas en general no deben ser necesarias. Por lo tanto, si una persona requiere una habitualmente, es posible que sufra de algún tipo de patología del sueño, lo que produce una sensación poco reparadora, independientemente de la cantidad de horas que duerma.

Además, en aquellos sujetos con insomnio, las siestas prolongan y acentúan la dificultad de inicio del sueño. Es por eso que si se tiene el hábito de dormir siestas, éstas tienen que ser breves, es decir, se debe estar menos de 20 minutos acostado e, idealmente, antes de las 16:00 hrs.

– Un baño de agua caliente antes de acostarse ayuda a dormir mejor
VERDAD: Es útil en la medida que produce relajación y ayuda a conciliar el sueño.

– Mientras más horas se duerme, más se crece
MITO: Lo importante es que se mantenga un esquema horario regular. La hormona de crecimiento se secreta durante la fase del sueño denominada REM (cuando hay movimientos oculares rápidos). Por eso es importante que los niños y adolescentes completen adecuadamente esta etapa del sueño.

– Cuando se tienen pesadillas no se descansa
VERDAD: Las pesadillas fraccionan el sueño REM (etapa fundamental para la sensación de reparación y descanso), porque la persona suele despertarse y después le cuesta volver a dormir. Por lo tanto, se produce una sensación de mala calidad de sueño.
– No es aconsejable hacer ejercicio antes de dormir
VERDAD: Idealmente, el ejercicio debe ser realizado en las primeras horas del día o antes de las 18:00 hrs., porque una actividad física intensa produce la secreción de un grupo de sustancias que aumentan la vigilia.

– Lo ideal es dormir alrededor de 8 horas diarias
MITO: No hay una cantidad de horas ideal para dormir, lo importante es que el tiempo que se dedique a esta actividad sea lo suficientemente reparador para obtener una sensación de descanso adecuada. Existen personas a las que se denomina dormidores cortos y otras consideradas dormidores largos, dependiendo del número de horas que requieran. También se clasifican en alondras y búhos, en función del horario al que acostumbran acostarse y levantarse.

Es importante recalcar que a medida que se aumenta en edad se va reduciendo la cantidad de horas PROMEDIO que se necesitan. Así un lactante puede dormir entre 14 y 16 horas, un preescolar entre 10 y 12, un escolar menor alrededor de 10 y un adolescente desde 8 hasta 10 horas. Después de los 65-70 años el promedio de horas de sueño es de cinco.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Neurología.




2 Responses to “Mitos y verdades del sueño”

  1. NUBIA GISSELLE Dice:

    MUCHAS GRACIAS EN VERDAD ME AYUDO A ACLARAR MIS DUDAS, PUES EL OTRO DIA NO PUDE DORMIR POR HACER EJERCICIO TARDE EN LA NOCHE!!!


  2. calin Dice:

    Buenisimo, me gusto mucho, buena informacion


Deja un comentario